La herramienta para guitarristas que le costó un susto a Hamerfall en un aeropuerto: "Rodeado de policía"

El guitarrista de la banda, Oscar Dronjak, reveló el serio problema que sufrieron en un aeropuerto europeo por lo que llevaba en su maleta

Tiempo de lectura: 2’

Ya va quedando menos para conocer el nuevo trabajo discográfico de Hamerfall. La banda lanzará un nuevo álbum el próximo 25 de febrero a través de Napalm Records, titulado "Hammer of Dawn". Aprovechando esta esperada noticia, los miembros del grupo están realizando entrevistas en las que nos están dejando momentos muy curiosos. El último, sin ir más lejos, llegó de la mano de Oscar Dronjak.

El guitarrista, único miembro originario que sigue en la banda, reveló el serio problema que vivió con la policía en un aeropuerto europeo. Las declaraciones, realizadas en una entrevista con David Slavkovic de UG, dejaron muy claro lo peligroso que te puede salir viajar con un amplificador Kemper en la maleta. Y es que, Dronjak desveló su momento de tensión con las fuerzas de seguridad en Austria.

“El primer verano que lo tuve, lo llevé en el equipaje de mano. No es lo mejor. Fue muy raro... Una vez en... Estábamos cambiando de avión en Austria. Estábamos tocando en algún lugar y estábamos cambiando de avión en Austria y volviendo a casa de nuevo.Y lo tenía... Tienes que pasar por la seguridad y todo, lo escanean y eso. Y yo estaba pasando el rato y esperando a que pasara mi maleta, no pensé mucho en ello”, comenzaba explicando Dronjak.

Entonces, de repente, me di cuenta: 'Oh, estoy rodeado de policías. ¿Qué está pasando aquí?'. Y yo estaba solo. Y resultó que descubrieron algo en el Kemper que no reconocieron, que no les gustó. Y me dijeron: "¿Puedes abrirlo?”, recordó el artista.

“Y hablamos de ello. Y, por supuesto, perdí mi vuelo de conexión, obviamente. Porque esto nos llevó una hora o algo así. Había como uno de esos tableros dentro de él, había algo en él que no sé exactamente lo que era. Lo señalaron. 'Esto es lo que estábamos viendo'. Y yo no entendía lo que estaban mirando de todos modos. Pero eso era lo que les molestaba. Y entendieron que era un amplificador”, detalló.

“Después de un tiempo, probablemente alguien dijo: 'Sí, esto está bien'. No sé... Me subí al siguiente avión, de todos modos, para ir a donde iba. Pero fue muy raro porque yo no sabía nada y no me dijeron nada al principio. Estaba preguntando qué estaba pasando. Y después de un rato, uno de esos tipos detrás, que estaban mirando el equipaje y esas cosas, me dijo: 'Esto se ve raro, solo queremos echarle un vistazo'. Así que aguanta un poco”, confesó.

"Pero hasta ese momento, estaba un poco asustado porque solo había policías. Nadie me dijo nada. Entonces, después de eso, no más Kemper en el equipaje de mano”, terminó contando el músico.

RockFM