La historia que 'The Dirt' no te cuenta: el curioso caso del falso Nikki Sixx

¿Quién era el verdadero impostor en Mötley Crüe? 
ctv-u7a-matthew-jon-trippe

Tiempo de lectura: 4’

El mundo del rock siempre ha estado sujeto a las más locas conspiraciones. Hay quien dice que Elvis no estaba muerto, otros afirman que Bob Dylan, cuando sufrió su accidente de moto en 1966, murió y fue cambiado por otro. También se dijo, durante mucho tiempo, que Paul McCartney había muerto y que el que ahora podemos ver es un impostor. Lo cierto es que estas historias, por más que sean mentira, no dejan de ser seductoras e interesantes de leer, aunque solo sea para entreternerse. 

Uno de los casos más curiosos fue el de Matthew John Trippe, un individuo que afirmó que había sido el sustituto de Nikki Sixx durante la etapa más creativa de la banda. Sin embargo, la cosa no quedó allí, ya que esta persona llegó a demandar al conjunto para pedirles una compensación por derechos de autor. ¿Cómo llegó tan lejos aquella afirmación?

Su historia comenzó el 12 de marzo de 1988, cuando la revista Kerrang hizo pública su historia. Aunque la manera de contarla ha ido variando a lo largo de los años, la historia siempre comienza de la misma manera. El budista y octultista, Trippe, deja su humilde hogar en el publo de Erie para buscar fortuna en Los Ángeles. 

ctv-jpz-imitador-motley-crue

 
Dejando su pasado atrás, incluyendo su estancia en un hospital psiquiátrico, el joven Trippe comienza a frecuentar el Rainbow, el Whisky a Go Go y el Trobadour llevando una peluca negra e intentado hacerse un nombre en la escena musical. Entonces, llegó el momento de encontrarse con Mötley Crüe

Mick Mars había estado mirándole durante días. El guitarrista se le acercó y le invitó a tomar algo, solo para preguntarle si tocaba el bajo, a lo cual Trippe contestó afirmativamente. Mars le dijo, entonces, que tocaba en Mötley Crüe y que acababan de firmar por una gran discográfica. Según cuenta Trippe, ambos se reunieron con los mánagers Doc McGee y Doug Thaler, que le hicieron un casting. 

“Vamos a darte una oportunidad”, recordó Trippe que le dijeron en una entrevista de tres horas en 2012. Por lo visto, cuando se dispuso a firmar el contrato para entrar en la banda, le dijeron que, a partir de aquel momento, pasaría a hacerse pasar por Nixxi Sixx. 

Frank Feranna, el Nixxi Sixx “original”; había estado envuelto en un accidente de coche en junio de 1983 haciéndose tanto daño en el hombro que tuvo que pasar por el quirófano y estar de baja indefinidamente. La banda no podía dejar pasar el momento de fama que la banda había conseguido con el 'Too Fast for Love' de 1981, y, presuntamente, Trippe sería el elegido. 

Según sigue contando esta persona, él fue el responsable de escribir temas como “Knock 'Em Dead, Kid” y “Looks That Kill”; algunas de las canciones del 'Shout at the Devil', que vio la luz en 1983. Aunque, siempre según cuenta Trippe, Feranna estuvo involucrado en la composición del álbum durante un breve periodo de tiempo, pero su adicción a la heroína le hizo alejarse de la banda. 

Mötley Crüe, entonces, salió a la carretera para abrir para bandas como Kiss o Ozzy Osbourne y Trippe se habría hecho cargo de los directos, que sería lo único por lo que le pagaron, mientras la banda trabajaba en su siguiente álbum, 'Theatre of Pain'. Al final del tour, en abril de 1984, Trippe fue informado de que Feranna, el verdadero Nikki Sixx, estaba de vuelta y que ya no era requerido. 

Y así, Trippe volvió a su casa, donde comenzó a delinquir, robando tiendas y demás. En aquel punto, McGee le habría dicho que siguiera escribiendo canciones, que acabarían, presuntamente, apareciendo en el disco de 1984 y, además, en el 'Girls, Girls, Girls' de 1987.

Pese a todo, los mánagers de la banda no querían saber nada más de él, las bandas en las que intentaban entrar no creían su historia y, en definitiva, se quedó tirado. Entonces acudió a los medios, que le dieron el beneficio de la duda y comenzaron a comparar fotos de Nikki Sixx en una época y en otra. ¿Era más alto en el '84 que después? ¿Eran sus ojos del mismo color? Para colmo, había gente, como Roger Hemond, que tocó la guitarra con Trippe en los '80, que afirmaban que la historia era real, llegando a decir que, en varios registros, el número de la Seguridad Social de Sixx era, juntamente, el de Trippe. 

Muchas historias fantásticas se contaron en torno a esta situación, pero el único hecho fue que, el 28 de enero de 1988, una demanda fue presentada por Trippe contra McGee Entertainment por los derechos de temas como “Girls, Girls, Girls”, “Knock 'Em Dead, Kid” o “You're All I Need”, entre otros. Esto alteró aún más a una banda que estaba sufriendo toda clase de problemas con las drogas y, en general, con ellos mismos. Obviamente, la demanda no prosperó. Mötley Crüe nunca hizo declaraciones sobre el caso. 

¿Has escuchado 'Dr. Feelgod' de principio a fin? Allí no encontrarás una de las canciones que la banda grabó a modo de demo y que, sin embargo, no llegó a pasar el corte para entrar. Se llamaba “Say Yeah” y, aparentemente, hacía referencia a Trippe. “You may have been raised by the skin of your teeth, but you got no originality” y “If you don’t sue us, what’s your use? Everyone else has”, son solo algunas de las frases que reza el tema del que, por cierto, no se puede encontrar la letra en ninguna parte. 

Sea como fuere, no fue hasta 2014 cuando Sixx, el verdadero Sixx, afirmó que no se tomaba en serio aquellas afirmaciones ni el posterior “análisis” de la prensa, que llegó a comparar hasta los ombligos de ambos. ¿Y los tatuajes? Dice Sixx que el tipo se los había copiado, pero en el brazo equivocado. El bajista, de hecho, afirmó haber tenido miedo de que Trippe apareciera para hacerle daño en cualquier momento. 

Hay quien todavía se cree que la historia de Trippe es real. Sin embargo, él ya no está con nostros para contarla, ya que murió en 2014 por culpa de sus problemas con el alcohol. Lo cierto es que la historia, lo mires por donde lo mires, no tiene ni pies ni cabeza. Puede que él se creyera su propia mentira y que otros quisieran aprovecharse de su situación. 

RockFM