RAÚL CARNICERO

“History Of The Eagles”: del ‘Hotel California’ a “La Casa de los Líos”

Estos días pueden ser un buen momento para recordar qué pasó con los Eagles, justo después de petarlo en todo el mundo con ‘Hotel California’.
Eagles
RockFM

Locutor RockFM

Tiempo de lectura: 3’

Reconozco que, al principio, me echó mucho para atrás su duración, pero luego me gustó tanto que aún se lo recomiendo a mucha gente cuando surge la conversación. Y es que estoy hablando de ‘History Of The Eagles: The Story Of An American Band’, un documental de tres horazas y pico, que tiene dos partes bien diferenciadas. La primera dura dos horas y cuenta cómo surgió la banda, cómo fueron incorporándose y también cómo fueron marchándose muchos de sus miembros, y cómo consiguieron convertirse en toda una institución en Estados Unidos (antes incluso de publicar ‘Hotel California’). De la segunda parte del documental hablaremos más tarde, porque básicamente trata las aventuras y desventuras que vivieron en solitario los miembros de los Eagles, desde su ruptura en 1980, hasta su primera reunión en 1994 y sus posteriores trabajos juntos.

Dúo vs. supergrupo
La historia de los Eagles parece la historia de Glenn Frey y Don Henley, según se cuenta en ‘History Of The Eagles’. Es cierto que ambos compusieron y cantaron la mayor parte del repertorio de la banda. Pero también es cierto que fue su rivalidad la que motivó el mal ambiente que se vivía en el seno de la formación, y que tampoco se disimula en las declaraciones exclusivas de los propios Glenn Frey y Don Henley, ni en las de Joe Walsh Timothy B. Schmit, así como con en las de los ex miembros del grupo Randy Meisner, Bernie Leadon y Don Felder. Los dos, Frey y Henley, se fueron a California persiguiendo su sueño de ser estrellas del rock, dejando atrás Detroit y Texas, y se conocieron como músicos de acompañamiento de Linda Ronstadt. Pero muy pronto quisieron montar su propio grupo, y para ello contaron con Randy Meisner de Poco y con Bernie Leadon de los Flying Burrito Brothers, a sugerencia de la propia Linda Ronstadt. Los cuatro podían cantar como solistas o podían hacer las armonías vocales que más tarde serían una de las señas de identidad de los Eagles. Pero teniendo en cuenta el talento –y también el origen- de los miembros de su formación original podríamos hablar de estos primeros Eagles más como un “supergrupo”, que como un nuevo grupo que empezaba de cero.

Primeros pelotazos
En el documental queda claro que los Eagles le deben mucho a Jackson Browne ya que, gracias al songwritter, la banda conoció a David Geffen, que en aquel momento estaba trabajando para Asylum Records y su homónimo debut fue grabado por el celebérrimo productor Glyn Johns. Dentro del mismo, estaba “Take It Easy”; una canción que según se cuenta también en ‘History Of The Eagles’ a Jackson Browne se le atascó después de la frase “I'm standing on a corner in Winslow, Arizona”, hasta que su amigo y vecino le añadió el verso "it's a girl, my Lord, in a flatbed Ford”. Así, “Take It Easy” entró directa al Nº 3 de las listas de éxitos y otras dos canciones del mismo disco, “Witchy Woman" y la balada “Peaceful Easy Feeling”, alcanzaron los puestos 9 y 22, respectivamente.

‘Hotel California’ y “la casa de los líos”
El segundo disco de los Eagles fue el conceptual ‘Desperado’ y tras no igualar el éxito de su predecesor, la banda se sintió limitada con la producción de Glynn Johns y con las guitarras country de Bearnie Leadon. Éste último, antes de irse, compartió escenario con Don Felder, quien propició el fichaje de Bill Szymczyk, como productor de cabecera de la banda hasta finales de los setenta. Con dicha formación, la banda publicó ‘One Of These Nights’, siendo éste su primer disco Nº 1. De la mano del mánager Bill Szymczyk, también llegó a la banda el guitar-hero “canalla” Joe Walsh y con él grabaron su monumental ‘Hotel California’. Este disco fue su segundo Nº 1 consecutivo pero también fue el disco del principio del fin. Paradójicamente Randy Meisner fue sustituido por Timothy B. Schmit, que a su vez había sido su sustituto en Poco, mientras Glenn Frey ya se enfrentaba abiertamente a Don Henley hasta en el escenario. Este fue el contexto con el que se grabó ‘The Long Run’, el último lanzamiento original de la banda. Sobre la reunión de 1994, mejor no hablar demasiado. Y es que en ‘History Of The Eagles’, Glenn Frey reconoce que su condición para juntar a la formación era que él y Don Henley cobrasen más, justificando que sus respectivas carreras en solitario eran las que mantenían encendida “la llama de los Eagles”. Finalmente, Don Felder se mostró en contra, fue despedido y demandó a la banda. Pero esa es otra historia que daría para un nuevo documental, junto a la actual gira de los Eagles con Deacon; el hijo de Glenn Frey.

RockFM