Iron Maiden: se cumplen cuatro décadas de su debut

Un 14 de abril, pero de 1980, Iron Maiden publicaron su debut. Y aunque no sea el disco que mejor represente su propuesta, dejó destellos de lo que vendría
ctv-hhh-maiden
RockFM

Locutor RockFM

Tiempo de lectura: 2’

La fuerza que se genera en torno a un sostener un sueño en la mente, suele traer consigo sus frutos. imaginamos que algo así sentía Steve Harris cuando publicó junto a su banda, Iron Maiden, su disco debut. Y es que en aquell época, especialemnte cuando Maiden estaban dando sus primeros pasos, lo que reinaba era el punk. Lo que, paradojicamente, vendía y atraía la atención de medios y público (especialmente el más joven) era la actitud contestataria y anárquica de bandas como Sex Pistols. Un género como el heavy metal no se veía repsentado en los medios; aunque, en todo caso, sí tenía un público en la sombra dispuesto a acoger en sus brazos a quien se aventurara en esos derroteros: Iron Maiden fueron una de aquellas expedicionarios. 

Hoy se cumplen cuatro décadas desde que Maiden debutaran con su disco homónimo. La formación aún no sería la conocida como la más clásica: Dennis Stratton era uno de los guitarristas (solo participaría en este disco), el genial Clive Burr aún se hacía cargo de la batería y Paul Di'Anno era la voz del grupo. Sin embargo, aquella formación se presentó con poderío ante el mundo. El propio Di'Anno recordaba así la primera vez que escuchó hablar de Iron Maiden: "Yo venía de un entorno más cercano al punk que al rock. No sabía quiénes eran Iron Maiden por aquel entonces, pero un amigo me habló de ellos. Al principio no sabía qué pensar, pero su música creció en mí". Y es que el nivel de musical de Maiden superaba con creces al de otras bandas que también estaban empezando a mediados de los 70.

Y la banda tuvo que aprender rápido en todos los sentidos; ya que no solo podía haber poco interés por los medios de comunicación en su propuesta, también su productor (Wil Malone) parece que sentía especial interés en la música de Maiden. De hecho, al parecer, Steve Harris y el resto de la banda tuvieron que ocuparse de buena parte del proceso de grabación y producción. Resultado de ello: el disco estuvo listo en trece días. Finalizado el trabajo, la banda dedicó atención a uno de sus puntos más fuertes: los directos. Iron Maiden se lanzaron a la carretera, e incluo ofrtecieron sus primeros conciertos fuera del Reino Unido, donde fueron acogidos (para su sorpresa) con una calidez y entusiasmo que no esperaban. 

El disco funcionó muy bien. De hecho, se posicionó en el cuarto puesto de las listas británicas. Y si bien, no podría considerarse como un disco paradigmático. en lo que a la propuesta musical de Maiden se refiere, sí dejó destellos de lo que estaría por venir.



 

RockFM