ROCKUMENTALES

Joe Cocker: más allá de Woodstock

Aprovecha la desescalada del confinamiento para descubrir la vida del León de Sheffield gracias a su célebre documental ‘Mad Dog With Soul’.
Imagen de la portada de ‘Mad Dog With Soul’.

 

RockFM

Locutor RockFM

Tiempo de lectura: 2’

John Robert Cocker nació y creció en el barrio de Crookes; en Sheffield (Inglaterra). Su padre era funcionario y según cuenta la leyenda, recibió el sobrenombre de “Joe” por un juego infantil llamado “Cowboy Joe” y/o por un limpiador municipal que también tenía dicho apelativo. Su primer ídolo fue Ray Charles, y Ray se llamaba también su “stage manager” (Ray Neapolitan): “Necesitaba 18 o 19 canciones para calentar su garganta y poder llegar a ese grito”, decía su asistente sobre su versión de ‘With a Little Help From My Friends’. “Por eso es que rechazaba cantarla en apariciones especiales. Pero un día lo aceptó: se lo había pedido La Reina”. El regidor hace referencia al Jubileo de Oro de Isabel II, que en 2002 unió a Joe CockerSteve WinwoodPhil Collins Brian May para deconstruir la canción de los Beatles.

Pero según se cuenta en ‘Mad Dog With Soul’, hubo noches (sobre todo en los setenta) en las que “El León de Sheffield” no pudo rugir ni calentando su prodigiosa garganta. Y es que no fueron pocas las veces en las que encontraron al bueno de Joe debajo de un piano de cola con una borrachera como un piano de cola. Pero su vida fue mucho más. 

La otra cara de Woodstock
Lo que hoy se le podría haber ocurrido a cualquiera, en 1969 se le ocurrió a Joe Cocker: ralentizó y simplificó una canción de los Beatles y la convirtió en una especie de himno generacional, ligado para siempre al ya histórico Festival de Woodstock y a la serie de televisión ‘Aquellos Maravillosos Años’. Del “With a Little Help From My Friends” que Ringo Starr cantó en el ‘Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band’ nos acordamos sobre todo por la versión de Joe en el mítico festival del ’69. Eso sí, su éxito tuvo una cara amarga: la gira “Mad Dogs & Englishmen” fue una auténtica locura orquestada por Leon Russell, que montó una multitudinaria banda con hasta cuatro baterías y con todo un equipo de grabación en vídeo. Según Rita Coolidge, corista del grupo, “no había modo que quedara dinero después de la gira. Joe terminó destruido por las drogas y sin dinero, y dormía en la puerta de la casa su productor Denny Cordell”.

Not in Hall of Fame
“¿Cómo que no está?”, se pregunta en el documental Randy Newman; autor de “You Can Leave Your Hat On” o lo que es lo mismo: la canción que devolvió a la palestra a Joe Cocker, gracias a la banda sonora original de ‘Nueve Semanas y Media’. Lo que ocurre es que el músico de Sheffield no está en el Rock & Roll Hall Of Fame por su condición de intérprete no compositor. De ahí que no haya sido nominado nunca después de su muerte en 2014, ni antes; cuando Billy Joel –fan incondicional del cantante– inició una campaña para que el inglés estuviese entre los inducidos.

Volver a rugir
Antes de ‘Nueve Semanas y Media’, otra película supuso el espaldarazo definitivo que necesitaba la carrera de Joe Cocker a principios de los ochenta. Y es que gracias a que su dueto con Jennifer Warnes “Up Where We Belong” sonó en ‘Oficial y Caballero’, el sello A&M Records le llegó a condonar una deuda de ochocientos mil dólares. Luego, su batalla contra el alcohol la venció gracias al apoyo de Michael Lang [su mánager y organizador de Woodstock] y –sobre todo– gracias su mujer Pam, a quien conoció al alquilar una propiedad, ya casi en el otoño de su vida. Una vida que (evidentemente) fue mucho más que su glorioso paso por un festival legendario. Descúbrela tú mismo.

RockFM