Judas Priest y el error más flagrante de su carrera

La banda inglesa podría haber llegado a convertirse un icono cultural aún mayor del que ya es
ctv-7an-judas-priest-1986

Tiempo de lectura: 2’

No se puede decir que Judas Priest, que celebra, este año, 50 primaveras sobre el escenario, haya cometido muchos errores a lo largo de su carrera. A fin de cuentas, pese a haber tenido sus más y sus menos, llevan medio siglo tocando, han conseguido vender más de 50 millones de álbumes y, además, tienen los que seguramente sean algunos de los mejores fans del mundo. Sin embargo, ¿y si hubieran tenido la oportunidad de ser aún más grandes?  Pudo haber sido así. Tal y como reconocen ex-miembros de la banda como el histórico K.K Downing, uno de los mayores errores de la carrera de la banda fue, ni más ni menos, rechazar aparecer en la mítica película 'Top Gun'

En 1986, el glam metal estaba en su máximo esplendor y el mundo del cine quería aprovecharse de la moda, intentando que sus bandas sonoras fueron lo más rockeras que pudieran. Por supuesto, no faltaban grupos de donde sacar la música. Cuando llegó el momento de encarar la grabación de 'Top Gun', los productores pensaron, directamente, en Juds Priest. 

La banda, por su parte, preparaba un nuevo LP, el que acabaría siendo el 'Turbo', y venía de triunfar con 'Screaming for Vengance' (1982) y 'Defenders of the Faith' (1984). De hecho, en el momento en el que estaban en el estudio, acabando de mezclar el álbum, sonó el teléfono. Los directores habían escuchado el tema “Reckless” y estaban seguros de que era el tema perfecto para los créditos de la película. Sólo había una condición, si la canción aparecía en la película, los derechos del tema estarían reservados a la banda sonora de esta. ¿Qué significaba esto? Pues que el tema no estaría en el 'Turbo'. 

La banda confiaba tanto en la canción y en su disco, que pecaron de soberbia y decidieron no aceptar el trato. La canción sería el tema que cerrase su nuevo disco. Cuando, el 14 de abril de 1986, el nuevo LP vio la luz, lo cierto es que, en conjunto, fue todo un éxito. Sin embargo, “Reckless” quedó relegada a un segundo lugar, sobre todo por debajo del tema que abría el plástico y que, a fin de cuentas, es el más recordado de este trabajo, “Turbo Lover”. 

¿Qué pasó con 'Top Gun'? Pues que generó la friolera de 350 millones de dólares alrededor del mundo y que su banda sonora consiguió llegar a lo más alto de las listas de ventas, con más de 9 millones de copias vendidas solo en Estados Unidos. Pero, ¿cuál fue la canción que sustituyó a 'Reckless'? Una que, a día de hoy, probablemente conozcas muy bien: “Danger Zone” de Kenny Loggins, un verdadero referente de la cultura pop de los '80. 

Aunque Judas Priest ofreció tres temas más a los productores, estos los rechazaron, ya no había vuelta atrás. ¿Habría sido diferente su historia si hubieran ofrecido el tema? Nunca lo sabremos a ciencia cierta. 

RockFM