Kiss, la revista Rolling Stone y la muerte de Eric Carr: una afrenta histórica por ignorar un fallecimiento

La banda neoyorquina se enfrentó a la prestigiosa publicación en 1991 a raíz de la muerte de su batería
Kiss, la revista Rolling Stone y la muerte de Eric Carr: una afrenta histórica

Tiempo de lectura: 2’

Cuando el batería de Kiss, Eric Carr, falleció el 24 de noviembre de 1991, se pararon las rotativas de casi todos los medios del mundo salvo de uno, la revista Rolling Stone. (vía Ultimate Classic Rock)

En su número de diciembre de aquel año, la legendaria publicación no incluyó nada sobre la muerte del batería. Cualquiera que haya trabajado en una revista o en cualquier redacción en papel sabe que, cuando a finales de mes llega el cierre de edición, la capacidad de improvisación es mínima y, en ocasiones, poco se puede hacer para incluir una “última hora”.

Menos justificable fue cuando, en su número de enero, la Rolling Stone volvió a omitir la muerte del legendario batería. En esta ocasión, Kiss reaccionaron, y no demasiado contentos. La banda mandó una carta de lo más contundente a la redacción.

“Nos quedamos en shock y muy apenados ante vuestra obvia elección de ignorar la muerte de nuestro batería, Eric Carr, que ha luchado una valiente batalla sin descanso contra el cáncer durante un año”, decía el texto. “Durante los últimos 11 años, mientras vuestro editor ha intentado negar nuestra existencia, Eric tocó en casi 800 conciertos para millones de fans de todo el mundo y grabó discos que han vendido más de 8 millones de copias”.

La carta afirmaba que la decisión de la Rolling Stone de ignorar la muerte del batería representaba “una triste declaración sobre su retorcida búsqueda de 'pureza artística'”. Y es que, para Kiss, “omitir la muerte de un músico de la talla de Eric Carr, independientemente de tus gustos personales, es inexcusable”.




La "oscura" conexión con el Rock and Roll Hall of Fame

Aunque no todo el mundo lo sabe, el fundador del Rock & Roll Hall of Fame es la misma persona que también fue responsable de crear la revista Rolling Stone. ¿Su nombre? Jann Wenner.

Cuando Kiss, años después, fueron inducidos en el Rock & Roll Hall of Fame, se volvió a generar polémica. De la banda solo fueron inducidos sus miembros originales -Gene Simmons, Paul Stanley, Ace Frehley y Peter Criss- y Carr se volvió a quedar fuera.

Irónicamente, en aquel momento Stanley fue entrevistado por la Rolling Stone, diciendo lo siguiente: “No necesito al Hall of Fame. Y si no hay reciprocidad, no estoy interesado. Con los Red Hot Chili Peppers han metido a casi cada miembro y, virtualmente, a los 175 que pasaron por Grateful Dead. Las reglas tienen que ser para todos”.

Lo cierto es que, a día de hoy, la polémica del Rock & Roll Hall of Fame sigue viva y Kiss siguen sin ser amigos de la institución. La Rolling Stone sigue siendo un prestigioso medio, aunque tampoco se ha librado de críticas de los más fans más cercanos al rock, que se llevan las manos a la cabeza cuando ven que la publicación hace ya tiempo que se abrió a muchos otros géneros.

Quizás fuera cosa de Jann Wenner, quizás no, pero lo cierto es que aquel número con la noticia de la muerte de Eric Carr nunca llegó a ver la luz.

RockFM