Kurt Cobain (Nirvana) y sus últimos días de vida: "Es mejor arder que desvanecerse"

Recordamos los últimos días de vida del frontman de Nirvana, que se quito la vida en abril de 1994
Kurt Cobain (Nirvana) y sus últimos días de vida: "Es mejor arder que desvanecerse"

Tiempo de lectura: 3’

Fue en abril, pero en 1994 cuando el mundo de la música tuvo que lamentar una de sus pérdidas más relevantes de la década. El cuerpo sin vida de Kurt Cobain fue hallado sin vida con una nota de suicidio que rezaba "Es mejor arder que desvanecerse", dedicada a Boddha, su amigo imaginario de la infancia.

Su vida estuvo llena de altibajos ya que, a pesar de cosechar un notable éxito con Nirvana, estaba protagonizada por una inconstante etapa de miserias, depresión y tendencias suicidas. No aceptaba la fama como forma de vida y la popularidad de la que gozaba era todo un inconveniente en su día a día.

En una reciente entrevista para la BBC (a través de Ultimate Classic Rock), Dave Grohl, batería de Nirvana y actual líder de Foo Fighters, recordaba así los días posteriores a la muerte de Kurt:

“No tenía, realmente, un plan. Cuando todo da la vuelta y se sacude así, te levantas cada días pensando: '¿Quién soy? ¿Dónde estoy? ¿Qué estoy haciendo'. Recuerdo el día después de que Kurt muriese, cuán raro se sentía levantarse sabiendo que ya no estaba con nosotros y que yo, sin embargo tenía un día más. Como, okey, ¿qué voy a hacer yo con el ahora?”.

“Creo que, cuando pensé eso, me empecé a dar cuenta: 'Oh, vale, tienes que hacerlo todo de nuevo'. Me refiero que tenía que prepararme el café y era el primero que me iba a beber desde que murió Kurt. Tengo que subir las escaleras y vestirme. Esto es lo primero que me voy a poner desde que se murió Kurt. Seguí así todo el rato. Honestamente, no sé lo que hice, pero fue un proceso que duró meses”.

Entonces, Grohl tuvo que enfrentarse a crear un nuevo proyecto en solitario, Foo Fighters, que, aunque triunfó, no estuvo libre de problemas. “Sé que no sueno bien, pero, ¿cómo luzco? ¿Cómo sujeto mi guitarra? ¿Cómo hago esto? ¿Cómo me muevo? Nunca estaba en el momento. Tenía mucho miedo. Y, entonces, algo cambió. Hubo un momento en el que me dije: '¿Sabes qué? No voy a perder más tiempo estando nervioso o muerto de miedo. Voy a salir ahí fuera como si fuera el puto Julio Cesar”.



Pasó de ser el conserje de su instituto -viviendo en la miseria y durmiendo bajo un puente o en su propio coche- a leyenda de la música. idea que llegó a rechazar para convertirse en un simple músico secundario. Sin embargo esa actitud chocaba con la que describió su antiguo mánager en Nirvana, que afirmaba que trabajó muy duro para alcanzar la fama y que se implicaba en todos los detalles que implicaban al grupo, desde diseñar camisetas hasta estar pendiente de la emisión de sus videoclips en la MTV. Y ese era el encanto del artista, esa dualidad que le convirtió en una personalidad única y que tanto echamos de menos.

Durante la última etapa de su vida luchó contra la depresión que arrastraba, la enfermedad y su adicción a la heroína. Eso sumado a la dificultad de sobrellevar la fama, las presiones profesionales y personales -recordemos que su esposa fue la cantautora Courtney Love- le llevaron a suicidarse en su casa de Seattle en la que cumplió una de las amenzas que ya había procesado en una anterior y fallida nota de suicidio, donde expresó "elijo la muerte".

La Voz de la Generación X

Sea como fuere, Cobain fue responsable, en gran medida, de dar forma a una canción que terminó por convertirse en un himno generacional. "Smells Like Teen Spirit" representó las ganas de muchos jóvenes, que no veían reflejado su sentir en la música que aparecía en las grandes listas y medios de comunicación. Y en estas que llegaron Nirvana, y publicaron 'Nevermind'. Y con aquel disco, algo impensable: desbancar a Michael Jackson ('Dangerous') de esas mismas listas. Una imagen muy simbólica, y poderosa, de la necesidad de cambio y aire fresco que se venía barruntando desde hacía tiempo. En todo caso, sea o no "Smells Like Teen Spirit" ese himno generacional, Cobain sí tenía la intención de escribir "la última gran canción pop". Y, por su parte, el público le nombró como la "Voz de la Generación X"

Nosotros siempre preferiremos recordarle por su música, por todo lo que consiguió junto a Nirvana, en la que destacaba un Kurt Cobain como compositor, que lideró un proyecto musical que consiguó vender más de 30 millones de álbumes en Estados Unidos y más de 95 millones en todo el mundo. Felices 27. Otra vez.

RockFM