ROCKUMENTALES

El lado humano de Kurt Cobain

Hace cinco años vio la luz el documental ‘Montage Of Heck’ sobre el líder de Nirvana, pero su creación fue todo un vía crucis. Te contamos por qué.
ctv-gsg-kurt-cobain
RockFM

Locutor RockFM

Tiempo de lectura: 3’

En marzo de 2007, Courtney Love se reunió con Brett Morgen en el reservado Polo Lounge del Hotel Beverly Hills. Sobre la mesa, el legado de Kurt Cobain. Por primera vez, un director de cine tendría acceso a los archivos de su ex esposo, incluyendo sus diarios, vídeos caseros y más de cien cintas nunca escuchadas hasta aquel momento.

Ocho años más tarde, y después de muchas adversidades, vio la luz ‘Montage Of Heck’; el primer documental autorizado sobre el líder de Nirvana, desde que dejó este mundo en 1994 cuando su hija Frances Bean no tenía ni dos años de edad. El también director de la cinta ‘Crossfire Hurricane’ sobre los Rolling Stones pensó que la película sobre el músico de Aberdeen le llevaría unos dieciocho meses de producción, pero finalmente se enfrentó a una larga disputa jurídica entre madre e hija, que le sirvió para empaparse bien de todo el ingente material inédito que Courtney Love guardaba en una bodega.

La teoría de la humillación
Cuando se estrenó en 2015 ‘Montage Of Heck’, se habló mucho del paralelismo que su director hacía respecto a las supuestas causas de su muerte y un suceso que el propio Kurt Cobain vivió en su adolescencia. Y es que el cantante de Nirvana contó, en su día, que cuando estaba en el instituto quiso perder la virginidad con una chica "muy gorda" (sic) de educación especial, y que cuando sus compañeros de la escuela se enteraron, se sintió tan humillado, que se drogó y se emborrachó antes de ir a las vías del tren, donde se tumbó para esperar ser arrollado. El documental relaciona ese momento dramático con otra humillación determinante para su muerte. Porque Kurt Cobain sospechaba que Courtney le era infiel y ése pudo ser el detonante de su suicidio.

Producción intermitente
Muchos de los fans de Nirvana criticaron que Krist Novoselic apareciera hablando de Kurt Cobain en ‘Montage Of Heck’ y que no se incluyera una entrevista a Dave Grohl; algo que Brett Morgen justificó alegando que en las películas biográficas “no puedes abarcarlo todo” y que para eso “están los libros”. Ésa pudo ser la causa de que junto con el documental viera la luz un libro de Insight Editions, que incluía los fotogramas de animación del film, transcripciones de sus entrevistas y parte del inmenso archivo personal de Kurt Cobain en forma de dibujos y fotografías. La cosa es que el director sufrió lo indecible para estrenar su creación... Courtney Love no llegó a participar en su proceso creativo, pero su hija Frances Bean Cobain –que en el año 2010 se quedó con los derechos sobre el nombre y la imagen de su padre– fue productora ejecutiva del documental, después de que su madre perdiera su custodia sobre ella en 2009, y después de que ella mostrara el mismo interés que el director por humanizar al Dios del Grunge. Cuando se paró su proyecto sobre el líder Nirvana, Morgen se centró en ‘Crossfire Hurricane’. Por eso, cuando ocho años más tarde de lo previsto terminó el montaje de ‘Montage Of Heck’, se encerró en el baño, y estuvo 25 minutos llorando.

Una obra de arte
A pesar de las críticas sobre la idoneidad de exhibir la intimidad de una persona que ya ha fallecido, ‘Montage Of Heck’ fue bien recibido en todos los festivales en los que se llegó a presentar. Frances Bean Cobain declinó hacer comentarios, pero a su madre, humanizada como en el mismo como Kurt, le encantó. Y es que el documental es honesto, hasta el punto de exponer los pensamientos del atormentado músico, utilizando fotografías y animación, y todo con canciones de Nirvana de fondo. Sencillamente, hablamos de una obra de arte en forma de peli-documental.

RockFM