Las "superbandas" que casi se formaron: Freddie Mercury y Michael Jackson podrían haber actuado juntos

Corría el año 1983, cuando, en pleno apogeo de la fama de Michael Jackson, surgió la posibilidad de trabajar junto a Freddie Mercury

Tiempo de lectura: 2’

¿Te imaginas que grandes estrellas de la música se hubiesen juntado para crear una especie de “superbandas”? Lejos de colaboraciones esporádicas, hubo un tiempo en el que algunas de las leyendas más importantes de la industria trabajaron en la posibilidad de realizar proyectos conjuntos a largo plazo. Pero, sin duda, la formada por Freddie Mercury y Michael Jackson hubiese sido la más imponente. Por eso, aprovechando esta posibilidad, que hubiese deleitado a todos los amantes de la música, hemos querido repasar los momentos en los que ambas estrellas trabajaron muy de cerca.

Freddie Mercury y Michael Jackson

Corría el año 1983, cuando, en pleno apogeo de la fama de Michael Jackson, surgió la posibilidad de trabajar junto a Freddie Mercury. Hemos de admitir que, dado el abrumador éxito y su espectacular momento gracias a ‘Thriller’, el cantante podría haber colaborado con quien hubiese querido. Sin embargo, tanto Jackson como Mercury llegaron a un acuerdo y se pusieron manos a la obra.

Los dos artistas se habían conocido cuando Jackson asistió a un concierto de Queen. A partir de ahí, su relación debió fluir, hasta el punto de comenzar a trabajar en varios temas. Lo que nunca trascendió fue si las canciones estaban destinadas a un álbum de Jackson, de Queen o un álbum conjunto de ambas estrellas. Algo que, de haberse confirmado, hubiese supuesto el nacimiento de una “superbanda”, como la que habíamos comentado anteriormente.

La historia de estas canciones comienza en 1983, en la mansión californiana de Michael Jackson. Allí, tras una sesión de 6 horas, se grabaron tres temas: "There Must Be More To Life Than This", "State of Shock" y "Victory". Pero, lamentablemente, solo "There Must Be More To Life Than This" se terminó lanzando oficialmente.




Pasan los años y muchos de los seguidores de los artistas siguen preguntándose los motivos que acabaron dejando en nada este trabajo conjunto. Al parecer, tal y como se ha comentado abiertamente en el tiempo, las ocupaciones de Mercury y Jackson hicieron imposible volver a reunirse para acabar de grabar las pistas: "Las canciones son geniales, pero el problema es el tiempo", aseguró el cantante de Queen.

"Nunca estábamos en un país el suficiente tiempo como para acabar nada. Michael me llamó para terminarla ["State of shock"], pero yo tenía compromisos con Queen. Mick Jagger ocupó mi lugar. Fue una pena, pero al final una canción es una canción, mientras la amistad está ahí, eso es lo que importa". Así que, con el tiempo, esos temas tomaron otro rumbo.

Este vendría a ser uno de los grandes inconvenientes que sufrió el trabajo conjunto entre las dos leyendas. Sin embargo, hay opiniones que contradicen la versión ofrecida por los protagonistas. Sea como sea, de lo que estamos seguros es que, si Mercury y Jackson se hubieran juntado, la banda surgida hubiese pasado a la historia.

RockFM