Led Zeppelin y sus años malditos

A partir de la mitad de los '70, Led Zeppelin sufrió una cadena de terribles desgracias que casi acabaron con la banda 
Robert Plant de Led Zeppelin

 

Tiempo de lectura: 4’

Aunque el comienzo de su carrera estuvo marcado por la mejor de las suertes, con éxitos encadenados y una legión de fans, el destino de los miembros de Led Zeppelin comenzó a cambiar a partir de mediados de los 70, cuando todas las cosas malas que podían suceder comenzaron a pasar e impidieron que la banda pudiera aprovechar toda la expectación que estaba generando. El peor momento de la historia de la banda llegó el 26 de julio de 1977, cuando el cantante Robert Plant perdió a su hijo de cinco años, Karac, a causa de un virus estomacal. La banda estaba a punto de separarse para siempre. 

Esta terrible desgracia para la familia de Plant sucedió cuando Led Zeppelin se encontraba en medio de una exitosa gira americana. Dos años antes, el conjunto ya había tenido que dejar de girar durante bastante tiempo cuando el vocalista y su mujer sufrieron un grave accidente de coche durante un viaje a la isla griega de Rodas. Sin embargo, pese a que el cantante se recuperó, otra serie de desgracias acabaron afectando a la gira, como, por ejemplo, la laringitis que afectó al cantante antes de su inicio y que obligó a posponer el inicio del tour de febrero a abril. 

Aunque la gente siguió comprando entradas, la cosa no mejoró. Para colmo, el equipo de Led Zeppelin ya había sido mandado a los destinos del conjunto y, por lo tanto, la banda se quedó sin instrumentos. Jimmy Page no pudo tocar la guitarra en un mes y, para el momento en el que la banda llegó a los escenarios, estaban muertos de miedo. ¿Y si estaban demasiado oxidados como para dar un buen concierto? 

Al final, la banda consiguió llegar a el escenario y seguir tocando delante de sus fans. ¿Significó eso que se acabaron los problemas? Ni de lejos. La banda dio un show en Cincinnati y la mala fortuna volvió a tocarles de cerca. Una legión de fans que no habían conseguido su entrada intentaron entrar al Riverfront Coliseum a la fuerza, causando varios disturbios entre los presentes. Poco después, en junio, la gente volvió a ponerse violenta después de que la formación tuviera que interrumpir un concierto en Tampa a causa de la lluvia. 

Para colmo, aquel verano Peter Grant, mánager de la banda, Richard Cole, el tour manager, y John Bonham, batería de la banda, fueron arrestados por pegarle una palizaa un empleado del promotor Bill Graham. Supuestamente, el hombre había reprendido al hijo de 11 años de Grant por quitar un cartel. Bonham vio esto y pegó al hombre en aquel instante. Después, Grant fue informado del accidente y fue a por él acompañado de John Bindon, un famoso gangster de Londres que se encargaba del concierto. Mientras Cole guardaba la puerta de un vestuario, ambos hombre le pegaron una paliza al empleado. 

La banda estuvo a punto de no poder actuar en su siguiente fechas, pero Bill Graham firmó una carta en la que exculpaba a la banda de cualquier tipo de culpa. Aquella sería la última fecha de Led Zeppelin en los Estados Unidos. La tensión estaba por las nubes, la banda estaba en uno de los momentos más oscuros de su historia -con unos shows que rozaban lo mediocre para lo que la banda tenía acostumbrado al público- y, después de aquel show, que tuvo lugar en Oakland, llegaron las peores noticias. 

Los miembros de la banda se fueron, cada uno por su cuenta, hacia Nueva Orleans, donde tenían su siguiente concierto. Sin embargo, poco después, Robert Plant fue informado, por teléfono, de que su hijo, del que le separaban miles y miles de kilómetros, estaba muy enfermo. El cantante, impotente, no pudo hacer nada por llegar a Inglaterra a acompañarle, dado que falleció unas pocas horas después. 
Aquella noticia, como es normal, llevó a Led Zeppelin a cancelar su tour y a Plant a regresar a Inglaterra para estar con su familia. Mientras tanto, el resto de miembros del conjunto decidieron dejarle espacio al vocalista y paralizaron Led Zeppelin. 

Los medios no dejaban de acosar a Plant, que vivió el proceso de cambio más duro que se podría vivir. John Bonham fue el que más estuvo allí para él, pero el músico solo quería estar para su familia. El músico dejó las drogas, dejó de tener ganas de hacer música y decidió que quería dejar Led Zeppelin. 

Plant quería dejarlo todo y cambiar de vida. El rock se había acabado y ahora quería dedicarse a la educación. El ego quedaría atrás y el músico dejaría de buscar la gloria en la aprobación de los fans, todo era diferente ahora. Además, la banda estaba cada vez más separada, tanto geográficamente como a nivel personal. 

Todo empeoró aún más cuando Jimmy Page, John Paul Jones y Peter Grant decidieron aparecer en el funeral del hijo de Plant. Su presencia después de todo lo sucedido, después de no haber estado para él, creó una ruptura interna que nunca acabaría de curarse. Después de aquel evento, la admiración mutua entre Page y Plant dejó de existir. Al cantante le daba igual lo que pasara con la banda y tenía claro que no le dolería si, en cualquier momento, debía abandonarla. Fue entonces cuando Robert comenzó a tener mucho más poder en un conjunto que se dio cuenta de que no era nada sin él. 

Sin embargo, aunque Bonham fuera el más cercano a nivel personal, fue Page el que hizo todo lo necesario para mantener a Rober Plant en la banda. Bajándose de su pedestal Jimmy admitió que, sin su cantante, la banda no era nada y le pidió que se tomara un descanso hasta que se sintiera listo para volver. En aquel momento, según reconoce el mismo Plant, se dio cuenta de que el guitarrista también era su amigo. 

Led Zeppelin tenía que regresar, los miembros de la banda no sabían cuánto tiempo podrían esperarles los fans sin olvidarse de ellos. En 1979, la banda volvió con el álbum 'In Through the Out Door' bajo el brazo. Sin embargo, este nuevo idilio no duraría mucho, porque la muerte de su batería, John Bonham, el 25 de septiembre de 1980 acabó con la banda y con su trayectoria para siempre. ¿Quién sabe qué hubiera conseguido lograr la banda si no hubiera sido por estos años malditos? 

RockFM