ROCKUMENTALES

Los verdaderos orígenes de Alice Cooper

El documental ‘Super Duper’ es la mejor forma de descubrir cómo el hijo de un pastor protestante se pudo convertir en el “Padre del Shock Rock”.
Portada del documental ‘Super Duper’ de Alice Cooper.

 

RockFM

Locutor RockFM

Tiempo de lectura: 3’

Vincent Damon Furnier siempre ha hablado de la dicotomía que hay entre la persona y el personaje de su álter ego Alice Cooper. Y esa dualidad se muestra en el documental ‘Super Duper’ con fotogramas de “El Gabinete del Doctor Caligari” y de “Dr. Jekyll And Mr. Hyde” como posibles referencias de su propia historia. Pero, ¿cómo comenzó todo esto? Pues eso es quizá lo más curioso, porque nada hacía prever que el hijo asmático de un predicador se convirtiera en una estrella de rock. Pero Vincent Damon nació en Detroit y, además de por los coches, “La Ciudad del Motor” tenía fama por sus grupos de rock. Sin embargo –debido a su dolencia– los médicos recomendaron a sus padres que le llevaran a un sitio más cálido y por eso la familia se mudó a Phoenix (Arizona), donde el futuro músico se graduó en Bellas Artes y descubrió el surrealismo de Dalí.  

Arañas y escarabajos
Con apenas 16 años, Vincent se apuntó a una función del instituto para imitar a los Beatles, aunque sólo uno de los miembros de la banda ficticia –The Earwigs– sabía tocar “algo” la guitarra. Después de copiar a los británicos con pelucas, decidieron dejarse el pelo largo como ellos, aprendieron a tocar de verdad y se llamaron The Spiders. Pero, como dice el cantante en el documental, ellos tocaban mucho más fuerte que los 4 Fantásticos de Liverpool; versionaban a los Rolling Stones y a los Yardbirds, y con estos últimos llegaron a tocar en el local de Phoenix donde eran banda residente. Pero el público local acabó abucheando a los ingleses, al creer que eran ellos los que “copiaban” las canciones de “Las Arañas” y no al revés…

Todd Rundgren y una bruja
Gracias al propietario del club Stage 7 donde comenzaron a hacer sus pinitos The Spiders, la banda publicó su primer single “Why Don’t You Love Me” en 1965 con “Hitch Hike” de Marvin Gaye en su cara B. Un año más tarde, su segundo sencillo “Don't Blow Your Mind” fue Nº 1 en la lista de éxitos local por lo que, en 1967, la banda comenzó a viajar a Los Ángeles hasta que cambió su formación y se quedó definitivamente allí con el nombre de Nazz. Pero la banda se enteró de que Todd Rundgren había estado en un grupo con esa misma denominación y rebautizar al grupo, ouija mediante. Porque en el documental, el bueno de Vincent afirma que aquella leyenda urbana según la cual el nombre de “Alice Cooper” surgió tras una sesión de espiritismo es verdad. El músico preguntó: “¿viví en un tiempo pasado?, ¿dónde?, ¿cómo me mataron?” Y la respuesta fue que sí, que vivió en Inglaterra y murió como una bruja. Y cuándo le preguntó por su nombre, el tablero respondió “Alice Cooper”. Y así es como decidieron llamarse en vez de The Springtime o The Flowers, además de “Husky Baby Sandwich” como se plantearon en su momento.

Salvador Dalí y una gallina
Nada más llegar a Los Ángeles, la banda se dio cuenta que no bastaba con ponerse otro nombre para llamar la atención. De ahí que la formación clásica del grupo –es decir, Vincent Damon Furnier a la voz, Glen Buxton y Michael Bruce a las guitarras, Dennis Dunaway al bajo y Neal Smith a la batería– decidieran montar escenarios extraños nunca vistos hasta aquel momento. Vincent, Glen y Dennis habían estudiado Bellas Artes y el surrealismo de Salvador Dalí les sirvió como inspiración para sus primeros montajes escénicos. Luego, como cuenta en el documental, el cantante se servía de todo lo que había entre bambalinas –ya fuera una escoba o una sandía- para montar una performance improvisada con la ropa de las fans de Franz Zappa conocidas como GTO; siglas de “Girls Together Outrageously” (algo así como Chicas Escandalosamente Juntas). Sobre si el cantante se bebió la sangre de una gallina, mejor hablamos otro día...

RockFM