La mágica ficción de Jazz Sabbath: incendios, una larga travesía y... ¿jazz?

Esta es la historia de uno de los falsos documentales más originales que jamás te encontrarás
ctv-oba-jazz-sabbath

Tiempo de lectura: 2’

El próximo 10 de abril, una historia de lucha a lo largo de 50 años llegará su final cuando el primer álbum de Jazz Sabbath llegue al mercado. Siete canciones, supuestamente grabadas en 1969, verán la luz después de que, durante 50 años, nadie las haya escuchado, pero millones de personas hayan hablado ellas. 

¿Es esto cierto? No. No lo es. Sin embargo, se trata de una de las mejores historias de ficción creadas en la historia del rock, quizás incluso desde la salida de falsos documentales como 'Spinal Tap'. El propósito es casi el mismo, dotar de contexto a un disco con una fabulosa ficción que nos sumerge en una historia tan entretenida como apasionante, con un documental repleto de prestigiosos músicos incluido. 

Pero, ¿cuál es su historia? Así lo narran ellos mismos: “Formados en 1968, Jazz Sabbath fueron considerados, por muchos, el frente de mi nuevo movimiento de jazz que llegó a Inglaterra en el momento. Su esperado disco de debut fue programado para publicarse el 13 de febrero de 1970. Sin embargo, el destino quiso que no viera la luz, hasta ahora”.  

¿Qué sucedió? El disco se canceló cuando se hizo público que el miembro fundador y pianista de la banda, Milton Keanes, había sido hospitalizado por culpa de un grave ataque al corazón, debatiéndose entre la vida y la muerte. La compañía discográfica tuvo que tomar la decisión de guardar el disco y cancelar su salida, dada la gravedad de la situación. ¿Cómo iba una banda a tocar su primer disco sin su líder? 

Sucedió un milagro y Milton se recuperó en septiembre de 1970. Sin embargo, no todo fueron buenas noticias, porque un grupo de Birmingham, que, curiosamente, se llamaba Black Sabbath, había publicado dos álbumes tocando versiones metaleras de lo que, él afirma, son sus canciones. 

Aunque Milton intentó hablar con su compañía discográfica, Rusty Bedsprings Recods, no consiguió que nadie le cogiera el teléfono. Y es que la empresa había desaparecido y su propietario estaba en la cárcel. Las grabaciones tampoco habían corrido mejor suerte, todas las copias de su disco se quemaron en junio de 1970 en un incendio. El dueño de la discografía había cometido un fraude al seguro y, en el proceso, se había llevado por delante todas las grabaciones de estudio y en directo de la banda entre 1968 y 1969. ¿Qué significaba esto? Que no quedaba ninguna prueba de su existencia. 

Sin embargo, nadie sabía que algo maravilloso estaba a punto de suceder. Los álbumes no estaban en la compañía, sino que un error había provocado que fueran escondidos en el sótano del estudio de grabación durante muchos, muchos años. A finales de 2019, un hombre compró el edificio. La parte del estudio se había convertido en una tienda vegana de mascotas pero, al revisar el sótano, descubrió el pastel y se encontró con los masters originales de las sesiones de grabación de 1969, así como con los diseños originales del álbum. 

Ahora, después de volver a mezclarlo, el álbum busca destapar la historia del “verdadero” orígen del heavy metal, unas canciones de jazz que le robaron a un hombre hospitalizado. Estas son las canciones que suenan en el álbum. 

1. Fairies Wear Boots
2. Evil Woman
2. Rat Salad
3. Iron Man
4. Hand Of Doom
5. Changes
6. Children Of The Grave

La realidad detrás de todo esto es que el líder de la banda, Milton Keanes, es, realmente, Adam Wakeman, quien ha sido teclista, durante mucho tiempo, de Black Sabbath y Ozzy Osbourne. En el documental, además participan el actor Robert Powell y miembros de Black Sabbbath, Ozzy Osbourne, Motörhead, Faith No More, Yes y Ramones. Una historia como para no perdérsela, aunque no sea real. 

RockFM