¿Por qué John Lennon odiaba "Let It Be"?

John Lennon no soportaba "Let It Be" y sus razones eran varias
¿Por qué John Lennon odiaba "Let It Be"?

 

Tiempo de lectura: 2’

De todos los éxitos masivos de The Beatles, que fueron muchos y repartidos, una de las canciones que más han calado en el imaginario colectivo ha sido la icónica "Let It Be". Sin embargo, John Lennon la odiaba por varios motivos. 

Para el momento en el que The Beatles estaban grabando el álbum que coge su nombre de la canción, su último disco de estudio, la banda estaba en uno de los peores puntos de su carrera. No en vano, el cuarteto de Liverpool no paraba de pelear, dadas las claras e insalvables diferencias que había entre ellos. John Lennon acabaría describiendo esta grabación como la experiencia más parecida a "pasar por el infierno". Lennon y Paul McCartney siempre habían tenido diferencias creativas a la hora de componer, pero, en aquel punto de su carrera, eso había llegado a suponer un problema entre los dos. 

Paul estaba comenzando a hartarse de que su compañero no dejara de experimentar, mientras que, para Lennon, el estilo compositivo de McCartney era el de hacer "canciones para abuelas". En definitiva, los dos estaban en el mismo barco -el barco musical más grande de todos los tiempos- y querían remar en sentidos totalmente opuestos, lo cual indicaba lo poco que le quedaba a la banda en activo. 

Cuando, en enero de 1969, Paul llegó al estudio de grabación con las ideas para grabar esta canción, Lennon le dijo que no inmediatamente. Según McCartney, se había inspirado para escribir el tema mientras soñaba con su difunta madre y mostró a sus compañeros cómo iba la canción. Para Lennon, el tema no cuadraba con el estilo de la banda y, además, no era fan, en absoluto, de la letra de la canción. 

"Es Paul, ¿qué se puede decir? No tiene nada que ver con The Beatles", explicó Lennon en una entrevista posterior. "Podría haber sido un tema de Wings. La verdad es que no sé en qué estaba pensando cuando compuso 'Let It Be'", sentenciaba. 

Para el mítico artista, además, McCartney estaba intentando compiarse de otro clásico: "Creo que se inspiró en 'Bridge Over Troubles Waters' de Simon & Garfunkel. Eso es lo que pienso, aunque tampoco quiero darle más vueltas. Sé que quería escribir 'Bridge Over Troubled Waters'". 

¿Te suena raro este comentario? Si lo hace, tienes razón. Lennon se equivocó en estas declaraciones, porque "Let It Be" se grabó 10 meses antes que "Bridge Over Troubled Waters". Un fallo que podría partir de la frustración del músico con el que era su compañero. Por otro lado, aunque McCartney estaba haciendo referencia a su propia madre cuando hablaba de "Mother Mary", Lennon lo interpretó como una referencia religiosa, lo cual, en aquellos tiempos, era algo que ni él ni sus nuevas influencias aceptaban. 

Cuando Phil Spector fue contratado para acabar el disco en 1970, añadió un audio de Lennon en el que criticaba, en todo de burla, la canción. Desde entonces, terminó de quedar claro que Lennon no podía soportar el tema. 

Sea como fuere, y pese a las quejas del artista, "Let It Be" se convirtió en un hit icónico. El 11 de abril de 1970, el tema llegó al número 1 del Billboard 100, convirtiéndose en la 19º canción de la banda en conseguirlo y el último single de los ingleses como grupo. Tanto el disco, 'Let It Be', como su segundo single, "The Long and Winding Road", fueron publicados después de la ruptura de la banda. 

RockFM