¿El primer gran concierto del rock and roll de la historia?

No fue Woodstock, ni el Monterey Pop festival... Fue uno que tuvo lugar en Cleveland en 1952
ctv-ebw-live-concerts
RockFM

Locutor RockFM

Tiempo de lectura: 2’

Tal vez pueda resultar en cierta controversia fijar un único evento como “el primer gran concierto de rock and roll de la historia. Sin embargo, parece haber cierto consenso al respecto. El show en cuestión fue aquel que vino a llamarse ‘Moondog Coronation Ball”, y que tuvo lugar en Cleveland un 21 de marzo de 1952.

Estos días, se celebra el 68º aniversario de ese primer gran evento del rock. Fue un espectáculo organizado por el célebre disco jockey Alan Freed. El hombre al que se le atribuye el haber acuñado por primera vez el término rock and roll (que, por cierto, intento patentar sin éxito). Un término, en todo caso, que ya existía, y que se empleaba en los ambientes del jazz y del blues para hacer referencia a mantener relaciones sexuales. Ahora bien, sí fue cosa de Alan Freed dar visibilidad a la música negra para todo tipo de público, ayudando, en gran medida, a unir a la sociedad americana de la época (principios de los 50) a través de la música. 

Una de las estaciones de radio en las que Freed cosechó sus mayores éxitos fue en la WJW de Cleveland, considerada la capital mundial del rock por albergar, entre otras, cosas el Rock and Roll Hall of Fame (y por el motivo que nos reunde hoy aquí). Alan Freed dirigía el programa ‘The Moondog House’, y en colaboración con Leo Mintz (dueño de una tienda de discos) desarrolló la idea de un gran evento con música en directo. Ese proyecto terminaría tomando la forma del primer gran concierto de rock and roll de la historia: ‘Moondog Corontation Ball’. Las entradas para el concierto tenían un precio de 1.5 dólares, y ya entonces traerían cola (nunca mejor dicho).

La cuestión es que se pusieron en circulación más entradas de las que permitía el aforo, quedando en la puerta (literalmente) miles de personas. Ello se debió a un fallo en la impresión de los boletos: debido al éxito de la convocatoria, que terminó en ‘sold out’, Freed organizó un segundo. El error estribó en que no se imprimió la fecha en la tirada del segundo evento, apareciendo en la puerta del Cleveland Arena, prácticamente, el doble de personas de lo que permitía el aforo. Como resultado de ello, se formó un alboroto en las inmediaciones del recinto en el que tuvo que intervenir la policía. 

La carrera de Alan Freed empezó a mermarse a partir de aquel evento, no tanto por el hecho en sí, como más bien por los escándalos de las famosas payolas: aceptar pagos de la industria musical, a cambio de pinchar y promocionar a una artistas. A lo que hay que sumar que Freed era coautor de algunas canciones que pinchaba, lo que le repercutía, a su vez, en un mayor beneficio. Pero no solo eso. Parte de su caída del estrellato también se debía al programa de televisión que dirigió en el verano de 1957 en la ABC, ‘The Big Beat’. Los datos de audiencia eran muy buenos, lo que parecía indicar que Freed tendría la posibilidad de dar continuidad al programa más allá del verano. Sin embargo, hubo un “incidente” que cambió la opinión de la cadena: en uno de los programas aparecía el artista (negro) Frankie Lymon, bailando una chica (blanca). Al parecer, esto generó mucha controversia entre cargos de la cadena de las afiliaciones del Sur de Estados Unidos… EL show fue cancelado, y la carrera de Freed cayendo, poco a poco, en el olvido.

ctv-3vg-moondog-coronation-ball
RockFM