¿Qué canción "robó" Michael Jackson para componer "Billie Jean"?

Han pasado 12 años ya desde que nos quedásemos sin el rey del pop y sus canciones siguen generándonos las mismas emociones que al principo

Tiempo de lectura: 2’

No cabe duda de que una de las canciones que está incluida en la historia de la música es “Billie Jean” de Michael Jackson. Un tema único, que reventó la industria musical con su lanzamiento en 1983, como parte del mítico disco ‘Thriller’. Han pasado 12 años ya desde que nos quedásemos sin el rey del pop y sus canciones siguen generándonos las mismas emociones que al principo. De ahí, por otra parte, que se siga hablando de ellas.

Sin ir más lejos, Daryl Hall confirmó durante una reciente entrevista con Jonathan Clarke en el programa "Out of the Box, que “Billie Jean” había sido “robada”. Sí, han leído bien. Al parecer, fue el propio Michael Jackson quien le hizo esta confesión a Hall mientras estaban realizando las sesiones de grabación del icónico himno "We Are The World", un ‘single’ benéfico grabado por USA for Africa, y escrito por Jackson y Lionel Ritchie.

Y es que, por lo que parece, Michael Jackson pidió el consentimiento de Hall para "robar" "I Can't Go For That (No Can Do)" de Hall & Oates para hacerlo suyo en "Billie Jean", que salió poco después. "Sí, eso también fue cierto. Eso ocurrió en la sesión de 'We Are the World'. Ya sabes, se acercó y dijo: 'Oye tío, espero que te parezca bien... Robé 'No Can Do' para 'Billie Jean''. Y le dije: 'No me suena a 'No Can Do', claro, ¡no hay problema!'. Pero fue muy amable al respecto", reveló Hall en “Out of the Box”.

¿Qué canción robó Michael Jackson para componer Billie Jean?


Fuese robada o no, lo que nos queda más que claro es que “Billie Jean” consiguió arrasar y enamorar a medio mundo. Es más, su éxito es tan grande que, como hemos comentado, aún a día de hoy se sigue queriendo saber más y más sobre ella. Es más, son muchas las especulaciones que ha generado siempre: ¿Estaba dedicada a una mujer? ¿A quién? ¿Cómo se creó?

En este sentido, tal y como contaba el propio Quincy Jones, coproductor del tema, Michael Jackson le habría realizado la confesión de que “Billie Jean” estaba inspirada en una chica específica. Según lo que señalaba en su momento, una mujer desconocida se habría asomado por su pared, y lo acusó de ser el padre de sus gemelos. La situación fascinó al cantante, inspirándose a contar esta historia. Originalmente se pensó nombrarla ‘Not My Lover’, para que evitar el pensamiento de que hacía referencia a la tenista Billie Jean King.

A su vez, también se supo que Michael Jackson pasó largos meses meditando sobre su música y cómo debía ser esta para formar parte de su icónico álbum. Esto incluye distraerse de su propio presente en pensar en las canciones del disco. En una oportunidad, según señaló en su biografía, se distrajo pensando en “Billie Jean” y no notó que la parte de abajo de su vehículo estaba en llamas. Al principio no se daría cuenta de esto hasta que finalmente, un niño que andaba por ahí le advirtió de la delicada situación en la que se encontraba el artista.

RockFM