LIBROS DEL ROCK

Lo que menos se sabe de Bruce Dickinson

Después de dos novelas gráficas, el polifacético cantante de Iron Maiden lanzó una autobiografía imprescindible, que ya deberías haber devorado.
‘¿Para Qué Sirve Este Botón?’ es "una autobiografía" de Bruce Dickinson.
RockFM

Locutor RockFM

Tiempo de lectura: 2’

El 26 de febrero del año pasado Bruce Dickinson presentó “en directo” sus memorias tituladas ‘¿Para Qué Sirve Este Botón?’. Y digo que las presentó “en directo”, porque fue en el Teatro Rialto de Madrid donde el británico contó un montón de anécdotas como músico, piloto, esgrimista, historiador, presentador o guionista de cine, entre otras muchas facetas. Pero como quizá esas presentaciones en forma de monólogo tipo “El Club de la Comedia” vampirizaron de alguna forma el contenido de su libro recordamos algunas de las claves del mismo para que te lo leas, sí o sí, este verano.

Una llamada de atención
Los que le vimos en el Metropolitano desgañitándose una vez más al frente de Iron Maiden no nos explicamos cómo alguien que ha tenido un cáncer de garganta llega hasta el infinito y más allá en lo que a notas altas se refiere. Visto así, podía parecer que la enfermedad no afectó mucho al ánimo del cantante, pero Bruce Dickinson le dedica uno de los capítulos más largos de su libro a cómo vivió este diagnóstico, y lo cuesta arriba que se le hacía hablar y sobre todo comer (fueron las natillas las que le salvaron según él “literalmente” la vida). Su pérdida de peso, de pelo e incluso tener que volver a aprender a cantar forman parte del epílogo de su autobiografía que, ojo, podría tener una segunda parte: “Sufrir cáncer de garganta fue como una llamada de atención y superarlo parecía un buen punto final. Llevaba unas 600 páginas escritas y aún no había empezado con muchas cosas que habían sucedido posteriormente. Hay como un cincuenta por ciento de cosas interesantes que están esperando a otro libro”.

“Made in pub”
Aunque no fue precisamente sobresaliente en sus estudios, a Bruce Dickinson siempre se le dio bien el oficio de juntaletras. Y es que además de escribir las canciones de Iron Maiden, el británico es co-guionista de tres películas y autor de dos cómics. Hace poco, eso sí, descubrimos que el bueno de Bruce es un escritor a la vieja usanza. Porque, por ejemplo, sus memorias se gestaron en un cuaderno donde anotaba sus recuerdos para después desarrollarlos a mano –durante dos o tres horas diarias– en un pub de su calle.

Celoso de su intimidad
El pasado 19 de mayo, Bruce Dickinson volvió a ser noticia en todo el mundo porque su ex mujer y madre de sus tres hijos, Paddy Bowden, apareció muerta en su domicilio del barrio de Chiswick, en Londres. Sobre su fallecimiento, el cantante de Iron Maiden sólo apuntó a la posibilidad de un “trágico accidente”, y al “dolor” y “devastación” que esta pérdida significaba para él y para sus hijos Austin, Griffin y Kia. Hasta el pasado mes de noviembre no se hizo pública la separación de la pareja, tras casi treinta años juntos. Y es que sobre su vida privada el artista no habla ni siquiera en su autobiografía, aunque en la nota final de la misma se excusa diciendo que si se hubiera dedicado a escribir de sus matrimonios, divorcios y partos, el libro podría haber tenido más de ochocientas páginas, cuando ese contenido no suele interesar mucho a sus fans. De lo poco que sabemos de la vida personal de Bruce es que, después de separarse de Paddy, su segunda mujer, vive en París con una monitora de fitness llamada Leana Dolci.

Cotilleos a parte, y seas o no seas fans de Iron Maiden, éste es un libro de superación personal mucho más recomendable que cualquier manual de autoayuda. Toma nota, porque su lectura te puede sanar más que muchas cosas que supuestamente curan.

RockFM