¿Qué significa “In-A-Gadda-Da-Vida”? Esta es la historia detrás del himno de Iron Butterfly

La historia del mítico éxito de Iron Butterfly está repleta de casualidades
¿Qué significa “In-A-Gadda-Da-Vida”? Esta es la historia detrás del himno de Iron Butterfly

Tiempo de lectura: 3’

Pocos temas de la historia del rock son tan emblemáticos y representativos como el “In-A-Gadda-Da-Vida” de Iron Butterfly. El tema, fuertemente marcado por la presencia del órgano y, además, muy conocido por su reconocible riff de guitarra y bajo, es una de las grandes obras del género. Sin embargo, es fácil escucharla y hacerse la pregunta: ¿Qué significa “In-A-Gadda-Da-Vida”?



Para descubrirlo, no hace falta indagar demasiado, aunque ayuda entender el contexto en el que se compuso el tema. Y es que esta canción es una obra prácticamente animal, en el que la banda se dejó llevar mientras lo grababa hasta el punto de que la canción íntegra dura la barbaridad de 17 minutos y cinco segundos. Esto, en su momento, era suficiente como para ocupar una cara de álbum entera.


La canción sale del álbum del mismo nombre, publicado en 1968. Huelga decir que, en aquella época, no eran pocos los músicos que, para inspirarse o, simplemente, como modo de vida, experimentaban con el alcohol y las drogas, especialmente con las psicodélicas. ¿Significa esto que la banda tuvo una visión que les hizo titular así la canción? ¿Acaso alguien descubrió un lenguaje oculto? ¿Hay algo de “místico” en el nombre de este tema? No, de hecho, es todo lo contrario. A veces, una borrachera o un colocón son simplemente eso, por más que se haya romantizado el uso de drogas a lo largo de la historia. Y, en contra de la creencia popular, no todo los artistas -e incluso puede que la mayoría de ellos- son eficientes bajo la influencia de cualquier tipo de sustancia estupefaciente o incluso de la bebida.


La realidad de este título, simple y llanamente, es que alguien hizo su trabajo estando borracho. Cuenta la leyenda popular, esa que se transmite de boca en boca, que el autor del tema, Doug Ingle, teclista y vocalista del Iron Butterfly, estaba tremendamente borracho y/o drogado durante la grabación de la demo. Tan ebrio estaba, que lo que en un principio tenía que cantarse como “In The Garden Of Eden” (En el Jardín del Edén), acabó sonando, precisamente, como “In-A-Gadda-Da-Vida”.


Si nos limitamos a las fuentes escritas, sin embargo, Songfacts nos indica que el título original iba a ser, en efecto, “In The Garden Of Eden”, pero que alguien, insistimos, posiblemente borracho, escribió mal el título en una copia de la demo. Casualidades de la vida, un ejecutivo de la compañía discográfica que llevaba a la banda lo leyó y pensó que el título era aún mejor que el original. No es difícil ver por qué, dado que The Beatles y The Rolling Stones estaban, en aquella épica, experimentando con la música e instrumentos asiáticos. Desde el punto de vista de ventas, si el título del tema sonaba más exótico y, por lo tanto, podía vender más, ¿qué más daba si estaba mal escrito? Lo que en un principio pudo ser un error se acabó convirtiendo en todo lo contrario. ¡La borrachera pudo haberle supuesto un ascenso al tipo que escribió en aquella etiqueta!


La letra, por otro lado, no tiene mayor misterio, ya que simplemente trata de un tipo que reafirma su amor por la mujer a la que quiere.


Lo exótico vendía, pero no lo largo


Cuando Doug Ingle compuso el tema, su intención no era la de que durase 17 minutos. Sin embargo, la química es la química y, una vez comenzó a tocar la banda, eso fue lo que duró la grabación. Sin embargo, eso le hizo menos gracia a los ejecutivos, que decidieron cortar el single, posiblemente para que pudiera sonar en la radio. ¿Sabes en cuánto se quedó? En unos ridículos dos minutos y 52 segundos. Esto significa que, literalmente, se cortaron 14 minutos del tema.



¿Es realmente “In-A-Gadda-Da-Vida un gran tema en este formato? Para gustos, colores, pero, obviamente, el tema perdía mucha de su gracia, que está en los largos solos de batería u órgano realizados por la banda. ¡A la señora mayor organista que aparece en cierto capítulo de Los Simpson casi la mata tocar el tema entero!



RockFM