Queen, Iron Maiden, Black Sabbath o Pink Floyd: la historia de la versión fallida de “Smoke on the Water”

Incluso juntando a todas las estrellas del rock a tocar una canción popular, las cosas pueden ir mal
ctv-pbs-rock-aid-armenia

Tiempo de lectura: 3’

La moda, en los '80, de hacer singles benéficos para ayudar a los más necesitados fue toda una explosión musical que nadie quiso dejar pasar, ya fuera realmente para ayudar o para ganar protagonismo. A fin de cuentas, era raro ver a muchas estrellas juntas cantando una sola canción. Todo comenzó con Band Aid y su “Do They Know It's Christmas', pero también seguiría con el “We Are The World” y, de hecho, continua hasta nuestros días. 

Lo que menos gente sabe es que el rock y el metal también pusieron su granito de arena en aquella causa, siguiendo la estela de los artistas de pop y montando su propia formación en 1986, Hear N' Aid. Bajo aquel nombre, gente como Ronnie James Dio, Dee Snider o Ted Nugent grabarían el -menos- conocido “Stars”, un tema potente en el que las voces y los solos de guitarra de muchos de los grandes artistas del género se unían para recaudar dinero contra el hambre en el mundo. 

Lo que poca gente recuerda es que, tres años después, otro grupo de grandes del rock se juntaron para volver a ayudar a una causa benéfica. En este caso, el objetivo era ayudar a Armenia, que sufrió un terrible terremoto en 1988, que acabó con la vida de más de 25.000 personas y destrozó el país. El encargado de montar todo el tinglado fue un tipo ajeno al mundo del rock, John Dee, que, sin embargo, consiguió hacerse con un plantel de lujo. Aunque antes había conseguido que varios artistas de pop grabasen una versión del “What's Going On?” de Marvin Gaye, ahora tenía que venir lo grande. 

De esta manera, Dee llamó a Dave Gilmour, que estaba de tour con unos Pink Floyd  en los que faltaba alguien muy importante, Roger Waters. La banda iniciaba una nueva etapa y, pese a esto, el músico no dudó ni un segundo en decir que sí. Lo demás fue fácil. El siguiente en apuntarse fue Brian May, guitarrista de Queen, que después, llamó a su amigo Tony Iommi, guitarrista de Black Sabbath y a Paul Rodgers, de Bad Company y que, pocos años después, haría las veces de vocalista suplente de los ingleses tras morir Mercury. 

Eso no fue todo, porque Ian Gillan, cantante de Deep Purple, también quiso echar un cable. El músico, además, había sido testigo, de primera mano, de lo que había sucedido en Armenia. No podía soportar ver cómo la música desaparecía de las calles, de la radio, de la vida de la gente y quedarse quieto. Necesitaba ayudar a devolver la vida al país. 

La canción elegida fue, ahora que Gillan estaba a bordo, “Smoke in the Water”. Los músicos seguían sumándose. Roger Taylor, batería de Queen, entró a grabar para suplir a Neil Peart, de Rush, que no pudo asistir a las grabaciones. El bajista de Yes, Chris Squire, cogió un avión desde Los Ángeles para estar presente, así como Geoff Dowes y Keith Emerson, que hicieron de teclistas. 

Tampoco faltó, junto a Brian May -que no pudo participar en la primera toma porque tenía el brazo roto- y Tony Iommi, el magistral Richie Blackmore, guitarrista de Deep Purple o de Rainbow y, al mismo tiempo, el arquitecto de la canción que iba a sonar. 

Por supuesto, Iron Maiden también estuvo presente. Bruce Dickinson se prestó a cantar y no podía contener su emoción al ver a tantos de sus ídolos juntos. No se podía creer que ahora, la canción que tocaba en bares con 17 años, estuviera a punto de ser grabada por él, sus compositores y las grandes estrellas del rock. 

Todo estaba listo, se grabó y se publicó en noviembre de 1989. Este fue, seguramente, el último single “por la caridad” que se grabó en aquella década. Todos cantaron, tocaron e incluso Bryan Adams hizo algunos coros al pasar, por casualidad, por el mismo estudio que ellos. La canción sonaba brutal. Sin embargo, entonces,  llegó la dura realidad, el tema se estrelló en las listas de ventas, llegando a un mediocre puesto 39 y, poco después, fue olvidada. 

Ian Gillan y Tony Iommi, eso sí, establecieron una relación muy especial con el país, llegando a grabar, en 2012, un single bajo el nombre de WhoCare para ayudar a reconstruir una escuela en el país y, en 2013, el guitarrista le compuso la canción al país para Eurovisión, interpretándolo la banda Dorians. 

RockFM