Ramones, Phil Spector y una pistola

Recordamos el proceso de grabación del disco 'End of The Century', que debió ser la experiencia más bizarra de Ramones
Ramones en directo

 

RockFM

Locutor RockFM

Tiempo de lectura: 3’

Ten cuidado con lo que deseas, puede que se cumpla”. Algo así reza un antiguo proverbio. Quizás, Joey Ramone no lo tuvo muy en cuenta (o, sí) cuando decidió proponer al productor Phil Spector para trabajar con él en un nuevo disco de Ramones: 'End of The Century'. Un álbum que cumplió cuatro décadas recientemente (4 de febrero de 1980).

Joey era un gran admirador del trabajo de Spector, por su contribución en discos como ‘Let It Be’ de The Beatles o ‘All Things Must Pass’ del también Beatle, George Harrison. Y de hecho, ya Phil Spector se ofreció para producir el disco ‘Rocket to Rusia’. Sin embargo, para esta ocasión, Ramones querían algo distinto, un trabajo con el que pudieran dar un salto en las listas, y llegar a un público más amplio: Spector era la solución. Y, con él, llegó también una producción de la más bizarra. Posiblemente no en cuanto a resultado, sino en lo que a las propias sesiones se refiere. Para que te hagas una idea de lo que debió ser aquello, Dee Dee Ramone, bajista del grupo, llegó a decir: “Phil se sentaba en el control y escuchaba, a través de sus auriculares, a Marky (batería) golpear sobre la caja una vez, y otra… Así, durante horas”.

De hecho, Dee Dee es el que ha reportado las historias más oscuras y extraías de aquellas sesiones, mientras que el resto de la banda le quitaba (cierto) hierro al asunto. En su autobiografía (Poison Heart: Surviving The Ramones), compartió cosas como esta: “Después de que Spector estuviera reunido durante tres horas con Joey, llegó un momento en que me cansé de todo aquello. Me levanté del sofá donde nos había dejado al resto (en la mansión de Phil) y traté de encontrarles. Phil debió pensar que yo era un intruso, porque apareció de la nada gritando y agitando una pistola (…) Yo le dije que ya había tenido suficiente, y que me marchaba al hotel. Spector me miró y me dijo, ‘tú no te vas a ningún lado’. Hizo un gesto con la pistola y me mandó sentarme de vuelta en el sofá. Él se sentó al piano, y tocó sin parar la canción “Baby I Love You”, hasta bien entradas las 04:30 de la mañana”. ¡Vaya tela! Por cierto, que aquella canción fue un éxito que produjo (y participó en su composición) Spector para The Ronettes en 1963, y que la banda versión en ‘End of The Century’.

Por su parte, el guitarrista de la banda, Johnny Ramone, comentó en alguna ocasión sus propias aventuras con Spector durante la grabación: “Se pasó doce horas sentado, escuchando el acorde que abre la canción “Rock and Roll Highschool” una y otra vez. ¡Un acorde! No creo que mereciera la pena”. Aquello le volvió loco a Ramon, quien estuvo, incluso, a apunto de dejar el grupo. Parece ser que llegó a ser tal la tensión entre Johnny y Spector, que éste traía a sus guardaespaldas cuando estaba Johnny presente.

Joey Ramon, por su parte, compartió sus propias impresiones: “Phil no estaba acostumbrado a trabajar con una banda. Los artistas a los que producía eran más bien de su propia creación, y estaba acostumbrado a dominar e imponer su opinión. Pero yo sentía que estaba trabajando con el maestro. Lo admiro, en ese sentido, pero también nos cabreaba mucho cuando le daban esos episodios. Nos fastidiaba mucho cuando bebía y se ponía tan intenso”.

Con la publicación de ‘End of The Century’ tampoco llegó el éxito que la banda había concebido. El disco se posicionó en el puesto 44 del Billboard americano. Pero volvieron a salir de gira, y hacer lo que más disfrutaban: tocar en directo.

RockFM