RATM y el 'Imperio del Mal'

Se hizo de rogar, pero un 16 de abril de 1996, Rage Against The Machine publicaban su segundo disco de estudio, 'Evil Empire'
ctv-r3j-ratm
RockFM

Locutor RockFM

Tiempo de lectura: 2’

Tres años largos pasaron hasta que Rage Against The Machine (RATM) publicaran un nuevo disco de estudio. Fue un 16 de abril de 1996 cuando la banda lanzó su segundo trabajo, 'Evil Empire, un álbum con el que dejaron claro que el impacto de su debut no fue algo pasajero. Según Tom Morello (guitarrista), les llevó tiempo trabajar en su segundo disco porque querían que todos los implicados estuvieran satisfechos con el resultado. Sin embargo, la prensa de aquellos años dejaba caer que el motivo de la espera se debía a desavenencias dentro de la banda. Quizás dos formas de expresar lo mismo, pero con distintas palabras. Sea como fuere, nos encontramos ante un disco poderoso.

Aquel 'Evil Empire' contaba en su haber con la canción "Bulls on Parade"; la pieza que interpretó la banda en el célebre programa de televisión Saturday Night Live. Una actuación que acabó con algunos de los miembros de la banda siendo "invitados" a abandonar el edificio. La razón de ello fue que RATM hicieron caso omiso a la dirección del show, quienes les pidieron que no aparecieran en escena con unas banderas americanas colocadas de forma invertida. Lo hicieron y, como  resultado, no les permitieron ofrecer toda la actiuación. Con momentos como aquel, la banda demostraba que fuera del estudio eran igual de arrolladores que en el estudio de grabación. 

De este segundo disco, la revista Rolling Stone publicó lo siguiente: "A nivel de sonido, la banda sigue anclando su sonido a otras como Led Zeppelin y Red Hot Chili Peppers, pero sus horizontes se han expandido; y ahora incluyen incluyen influencias de artistas como Fugazi o Helmet. Así mismo, Rage también adquirido un mayor entendimiento del hip-hop y el funk, empleando técnicas propias de Dr. Dre o Cypress Hill". Una reseña que nos da cierta medida de la inquetud musical de RATM, y nos remite a las palabras de Morello que citábamos al principio. En la producción, también supieron dejarse guiar por un tipo como Brendan O'Brien. Basta echar un ojo a las bandas con las que ha trabajado, para hacerse una idea del nivel de este hombre: desde Aerosmith, Kansas o Neil Young, hasta badnas como Pearl Jam, Soundgarden o Red Hot Chili Peppers. Con una amplitud de miras así, O'Brien encajaba perfectamente en los gustos de la banda.

Las temáticas del disco siguen en la línea de su predecesor: activismo político, tanto nacional como foráneo, que en Estados Unidos no siempre es visto con naturalidad. Aún así, el disco se colocó en primera posición del Billboard americano (mayo de 1996), desbancando a 'Jagged Little Pill' (Alanis Morrisette). También es cierto que duraría una semana en lo más alto. De todos modos, RTM arrastra público por su activismo y, sobre todo, por su música. Es una apisonadora afincada en la ciudad de Los Angeles, que tenemos ganas de que vuelva a pasarnos por encima.





 

RockFM