U2, Rick Rubin y Trent Reznor: la historia de la versión de “Hurt” grabada por Johnny Cash

¿Cómo accedió Johnny Cash a grabar el tema? 
ctv-f8w-hurt-johnny-cash

Tiempo de lectura: 3’

Cuando, en 2002, Johnny Cash grabó su versión del “Hurt” de Nine Inch Nails, una nueva generación de fanáticos comenzó a seguirle, emocionados por su tremenda interpretación de un clásico que, a la postre, acabó convirtiendo en suyo. Sin embargo, a uno le cabe preguntarse, ¿cómo acabó Cash, una estrella del country, grabando una canción compuesta por Trent Reznor? La respuesta está detrás de uno de los productores más importantes de toda la historia del rock. 

Tras una larga carrera, Cash había llegado a lo más alto como cantante con temas como “I Walk The Line” “Folsom Prsion Blues”. Pese a ello, en el año 1991, la leyenda fue despedida por su compañía discográfica, aunque lo le faltarían pretendientes que querían trabajar con él en distintos proyectos. El primero en ser elegido fue Krist Novoselic, de Nirvana, con el que Cash grabaría un disco tributo a Willie Nelson, sin embargo, eso no fue todo porque el cantante llegaría a aparecer hasta en 'Los Simpson', serie en la que doblaba a un coyote místico. 

Después, el músico apareció en  un disco de U2, 'Zooropa' (1993), cantando en el tema “The Wanderer”. Esto fue lo mejor que Cash pudo hacer, ya que llamó la atención de uno de los productores más revolucionarios de toda la historia del rock y, en realidad, de la música en general, Rick Rubin, que buscaba fichar a alguien para su sello, American Recordings

Rick, que es conocido por su trabajo con gente como Beastie Boys, Public Enemy o Run DMC pero que, al mismo tiempo, también ha trabajado con casi todas las grandes bandas de rock que existen, decidió sentar a Cash en su salón y grabarle tocando temas solo con una guitarra acústica. El productor tiene una mente brillante que le ha permitido, en múltiples ocasiones, darle la vuelta a la carrera de un artista, como iba a hacer en esta ocasión. 

Su primera colaboración se llamó 'American Recordings' y llevó temas compuestos por Cash, así como canciones de Tom Waits y Leonard Cohen. Aquel disco le supuso algunas de las mejores críticas de su carrera. Esto solo era el comienzo porque, en 1996, ambos grabaron 'American II: Unchained' que llevaba temas de Beck, Soundgarden o Tom Petty. Después llegó 'American III: Solitary Man' (2000), con canciones de Nick Cave o una versión del “One” de U2. Aquellos redondos eran una vuelta de tuerca increíble para su carrera. 

La idea de estos redondos iba a alcanzar su clímax en 'American IV: The Man Comes Around', que salió el 5 de noviembre de 2002. Nadie sabía, sin embargo, que este disco sería el último que Cash vería salir en vida. Aquel álbum llevó verdaderos temazos, ya fueran clásicos como “Bridge Over Troubled Water” o revisiones como el “Personal Jesus” de Depeche Mode en el que, por cierto, el mismísimo John Frusciante grabó la guitarra. 

Sin embargo, esta no era la canción que se recordó de aquel redondo. Y es que el “Hurt” de Nine Inch Nails, sacado de 'The Downward Spiral' (1994), estaba a punto de cobrar un nuevo sentido. En un principio Cash no escuchó más allá del ruido cuando Rubin se la propuso y se negó a tocarla. Sin embargo, el productor le insistió. “Lee la letra, solo haz eso. Si te gusta la letra, haremos que funcione”, le dijo. Por suerte, esta vez aceptó. 

El resultado es el que todos conocemos, un tema acústico grabado con una voz rota, causada por la enfermedad degenerativa que acortaba, cada vez más, la vida del músico pero que, en esta ocasión, utilizó a su favor para insuflarle una carga emocional aún mayor. 

En un primer momento, a Trent Reznor no le hizo ninguna gracia escuchar el tema hasta que vio el videoclip. El metraje fue dirigido por el director Mark Romanek y se grabó en el House of Cash, un museo en el que el músico estaba rodeado por todas sus memorias, haciendo aún más impactante la canción. Al verlo, Reznor acabó llorando, asumiendo que aquella canción ya no era suya, era de Johnny Cash. 

La grabación se produjo en febrero de 2003. Tres meses después, June, la mujer de Cash, que aparece en el clip, falleció. El 12 de septiembre, justo un año después de la salida de 'American IV', Johnny Cash también nos dejó. Sin embargo, aquel último álbum hizo de su leyenda algo aún más grande y recordado. 

RockFM