Rolling Stones, un disco y los primeros pasos hacia el trono del rock and roll

Aún faltarían por llegar los grandes himnos de la banda, pero con aquel debut, el grupo comenzaría a saborear las mieles del éxito
ctv-2kz-stones
RockFM

Locutor RockFM

Tiempo de lectura: 2’

The Rolling Stones, como ocurría con otras bandas de la época, arrancaron su carrera musical a base de hacer versiones de sus artistas favoritos. De hecho, el debut del británico incluyó solo una canción propia, "Tell Me (You're Coming Back)". Bueno, realmente, solo una acreditada a Jagger y Richards, porque hay dos canciones acreditadas a Phelge (seudónimo colectivo de los Stones) y Phil Spector.  Algo que fue cambiando a medida que, fundamentalmente, Mick Jagger y Keith Richards crecieron en confianza a la hora de componer material propio. Hoy recordamos el disco debut (homónimo) de una de las bandas más grandes de todos los tiempos.

Mick Jagger declaró en alguna ocasión que aquel debut le gustó porque representaba todo lo que hacían sobre el escenario en sus comienzos, y honraba a los artistas que tanto admiraban. Fue un disco que la banda grabó en cinco días. Ya llevaban las canciones bien aprendidas después de un año intenso de gira; de modo que unas pocas sesiones entre enero y febrero del 64 bastaron para darle forma. Y a pesar de que el talento creativo de Richards y Jagger está aún por explotar, The Rolling Stones se estrenaron de forma premonitoria. El éxito no se hizo esperar, al menos en el Reino Unido, donde el disco fue publicado primero. A pesar de ser versiones, parece que el público estaba sediento de sonidos distintos. El debut de la banda permaneció durante doce semanas en lo más alto de las listas, y un total de 51 presentes en las mismas.

Sin embargo la banda tenía claro que debían componer su propio material. Para cuando publicaron su debut ya había tenido lugar aquella célebre historia, según la cual su mánager, Andrew Loog Oldham encerró a Jagger y Richards en una cocina, bajo la amenaza de no dejarles salir hasta que hubiesen compuesto una canción propia. Keith Richards los recuerda así: "Nos sentamos en la mesa y dimo con la canción "As Tears Go By". Era distinta a lo que interpretaba en directo la banda, pero eso es lo que ocurre cuando empiezas a componer tus propias canciones. Andrew le entregó la canción a Marianne Faithfull y se convirtió en un éxito. ¡Ya eramos compositores! Pero nos llevó otro año escribir canciones para los Stones". Aunque es es cierto que Mick Jagger lo recuerda de otra manera: "A Keith le gusta contar la historia de la cocina, Dios le bendiga. Puede que Oldham nos dijera algo así como: 'Debería encerraros hasta que escribáis una canción'. Pero ni lo decía en serio, ni ocurrió de aquella manera". De hecho, jagger dice que la primera canción que escribieron fue "It Should Be You". 

Recuerdos aparte, The Rolling Stones debutaron en esto de la música con su primer disco con el mismo éxito que les acompañaría estos últimos cincuenta años. ¡Larga vida a los Stones!



 


 

RockFM