Sting (The Police) y Mark Knopfler (Dire Straits) y la situación de "Money for Nothing"

¿Compartiría Sting estudio de grabación con Mark Knopfler? 
Sting (The Police) y Mark Knopfler (Dire Straits) y la situación de "Money for Nothing"

 

Tiempo de lectura: 2’

En 1985, el álbum 'Brothers In Arms' de Dire Straits apareció en el mercado con el consiguiente éxito que conllevó. En él apareció uno de los grandes clásicos de la banda "Money for Nothing", en el que Mark Knofler comparte créditos de autoría con el mismísimo Sting, frontman de The Police

Todo comenzó cuando, mientras Knopfler trabajaba en aquel número uno, recordó una camapaña promocional de la MTV en la que el slogan era "I Want My MTV". "Vi a The Police haciendo un anuncio en la MTV diciendo 'quiero mi MTV', soltando la frase del tirón y pensé 'Quiero recordar decírselo a los chicos, me gustaría que Sting hiciera esto'. Les conocíamos porque habíamos dado muchos conciertos juntos en Alemana. Uno de ellos dijo: 'Está bien, él está por aquí de vacaciones", recordaba Knopfler. 

La idea de incluir a Sting en la canción era perfecta para el cantante y guitarrista, al que la voz del frontman de The Police le encajaba perfectamente en el tema. "Como utilicé cinco notas de 'Don't Stand Close to Me', tuve que ponerle en los créditos de la canción, para lo cual no hubo ningún problema. Estoy bien con ese hecho y todo funcionó perfectamente. Recuerdo a Sting llegando al estudio y preguntándome si pasaba algo. '¿A qué te refieres?', le contesté. Y él me dijo: '¡Es que nadie se está peleando!'", narra Mark, explicando que Sting estaba sorprendido de que todo fuera tran tranquilo en aquella grabación. Ambos grabaron juntos y la participación de Sting, de hecho, sonó perfecta. 

Aunque todo salió bien a nivel musical, a Knopfler aún le esperaba un pequeño "disgusto": el videoclip del tema. "Para mí era como la secuencia de un sueño. Visualizaba a un chaval en su dormitorio con ese momento de 'I want my MTV' sucediendo y la cámara apresurándose a enfocar el show. Como he dicho siempre, me alegro de no haber tenido nada que ver con el videoclip". Al final, el vídeo de la canción fue uno de los primeros en incorporar efectos visuales creados por ordenador y así como en incorporar dos personajes compeltamente animados en 3D a través de la rotoscopia, técnica que también podemos ver, por ejemplo, en los sables láser de 'Star Wars'. 

RockFM