Somas Cure: Viraje al rock

Los madrileños acaban de editar su nuevo disco y aquí tienes nuestras primeras impresiones
Somas Cure: Viraje al rock
RockFM

Locutor RockFM

Tiempo de lectura: 7’

Somas Cure es una de las bandas madrileñas con más proyección de los últimos años. Cuatro discos en los que han ido subiendo el listón, llevándoles a los mejores festivales del país y consagrándoles como una de las formaciones más llamativas del nuevo metal español. Sabía que andaban preparando su quinto de estudio y tras la llamada de su baterista (Darío Gómez) para enviármelo, auguraba una nueva entrevista con la banda. Pero primero, había que escucharlo. Y mi sorpresa ha sido mayúscula. Cambio de sonido, de estudio, de productor e incluso sin me apuras..., de género musical. Digamos que tras un disco como Éter, esperaba algo más en aquella línea de éxito y originalidad. Con varios cambios de voz, instrumentos con más personalidad y una cuidada producción sonora.

No es que su nuevo disco me parezca para tirar a la basura, ni mucho menos. Les honra y sin duda es un disco más que correcto. Pero creo que ha sido un ligero paso en falso, para ser la continuación de Éter, su mejor disco hasta la fecha. Igualmente, envío unas preguntas a Darío para que me responda y veamos qué esconde La Colmena, el quinto de estudio de los de Móstoles.


¿Qué ha llevado a la banda a editar el disco en octubre, cuando lo teníais cerrado desde hace un año? Meses antes del inicio de la pandemia.


- (Darío): Esto ya venía pensado de antes, quiero decir, no queríamos volver a repetir la fórmula de sacar un single/videoclip y a la semana el disco completo. Esta vez, queríamos que cada canción tuviera mucho protagonismo e importancia y dejar tiempo entre ellas, para que el público las pudiera reproducir cien mil veces y degustarlas como es debido. Anteriormente, nos ocurría que se nos acercaba gente a decirnos, "¿y por qué esta canción no tiene videoclip? ¡si es un temazo!", con este disco sabíamos que no queríamos que pasara eso y todas han tenido, o van a tener, el protagonismo que se merecen. Ya sea con un vídeo o con una presentación exclusiva en radio como ha pasado. El Covid nos ha destrozado la gira, porque teníamos intención de dar conciertos mientras íbamos publicando singles cada cierto tiempo, pero al menos, nos ha permitido soltar cada canción y que la gente estuviera en casa para poder escuchar los temas, y bueno, alegrarles un poco el confinamiento, claro.


Noto un importante cambio en el sonido y veo que no habéis grabado con Carlos Santos, que os ha acompañado desde el inicio de vuestra carrera, como quien dice. ¿A qué se debe?


-(Darío): Bueno, como todo el mundo sabe, nosotros somos de Madrid y Carlos Santos ha movido su estudio (Sadman Studios) por completo, a Verín, Galicia. Justo coincidió que nosotros necesitábamos grabar en unas fechas en la que él aún tenía los "muebles en la carretera", vamos, que le pillamos en plena mudanza. Obviamente, eso dificultó muchísimo poder grabar con él. Tendríamos que haber retrasado toda la grabación y esperar bastante tiempo a que Carlos terminara la obra y pudiera asentarse en el nuevo estudio. Era muy complejo.

Cuando fiché por una conocida marca internacional de baterías, conocí en persona a un gran tipo llamado Andy C. (Saratoga, Lords Of Black...), su nombre habla por sí solo, no necesita que os lo presente, ¿verdad?. Al final congeniamos muchísimo y hemos entablado una amistad muy grande. Le comenté la situación de imposibilidad de grabar con Carlos Santos y él ofreció su estudio (Cadillac Blood Studios) para poder grabar este disco. Somos exigentes con nuestro sonido y estuvimos haciendo pruebas. Es un lugar perfecto para grabar.

Dado que estamos en 2020, es obvio que internet es una gran herramienta usada por todos, decidimos que Andy nos grabara el disco y así dábamos tiempo durante ese mes a que Carlos pudiera tener su estudio más o menos listo y, de esta manera, nosotros le mandábamos toda la grabación vía internet, para que él lo mezclara y le diera ese toque, esa esencia, que hemos tenido en todos los discos. Queríamos que Carlos participara, ya que nos conoce muy bien y nos ha grabado todo lo anterior. Así que el resultado final es que Andy nos grabó el disco en Cadillac Blood Studios, Carlos Santos nos mezcló el disco en Sadman Studios y Jens Bogren nos masterizó el disco en Fascination Street Studios (Örebro, Suecia). Una combinación perfecta.


¿Estáis realmente contentos con el resultado?


-(Darío): Estamos muy contentos. Somas Cure tiene la gran libertad de componer y hacer lo que quiere con sus discos. Ya sé que es lo que se suele decir, pero tenemos todos muy claro que es el mejor trabajo de la banda hasta la fecha. Hemos soltado todo lo que teníamos en él y ha sido una experiencia muy bonita. Por todo. Por cómo hemos crecido como grupo, por cómo nos ve la gente ahora, por el valor tan grande que le han dado al disco y por las buenas críticas recibidas. Realmente brutal. Ahora estamos deseando poder defenderlo en los directos, que ya se echa muchísimo de menos.


Siendo Andy C. baterista, entiendo que te has movido como pez en el agua trabajando con él. De hecho, en algunos temas se notan filtros o samples en la batería. ¿Qué cambios importantes has notado en el proceso de trabajar con Andy en vez de con Carlos?


-(Darío) Bueno a nivel personal, como batería, ha sido una grabación muy distinta por supuesto. Carlos es muy bueno en su trabajo y tiene muchísima experiencia, pero era guitarrista, claro. En este disco, a los mandos, estaba uno de los bateristas y pianistas más famosos de España. Era obvio que me iba a dar mucha caña con la batería y me iba a explotar a tope. Andy ha sido realmente exigente conmigo y se lo he agradecido mucho. Estuve tiempo antes preparándome el disco, cada corte, cada estrofa, cada estribillo. Quise llevarlo muy bien preparado y, aun así, en estudio, se modificaron algunas cositas para que fuera aún mejor. Me encanta aprender y me encanta ser aconsejado por gente de tantísima experiencia. En muchos temas, le pudimos dar una vuelta más de tuerca en algunos puntos, haciéndolos aún mejores. Los samples son electrónicos, algo en lo que también hemos indagado en temas como “Iglesia de humo” o “El Cuerpo”, nada de la batería fue modificado, es más, me ha flipado escuchar todos mis golpes de una manera tan orgánica. Cada nota fantasma, cada apoyo, ha sido muy natural. Yo mismo, he salido siendo mucho mejor baterista del estudio. Los detalles, siempre marcan la diferencia.

Sin querer desmerecer al resto del grupo, en este disco noto a Txema con mucho más poder en los temas. Es como si la música acompañase a su voz y melodías, en vez de como en otros discos, que se notaba más liderazgo común. ¿A qué se debe este viraje?

-(Darío): Creo que con el tiempo todos hemos aprendido a tocar nuestro instrumento mejor o peor, pero sobre todo, hemos aprendido a entender el papel que tiene cada instrumento cuando formas una banda. Algo difícil de entender para muchísimos otros grupos. Ya no se trata de hacer solos de guitarra todo el rato, líneas de bajo brutales, guitarras rítmicas con mucha fuerza o ritmos de batería que tapen todo el trabajo de los compañeros. Hemos entendido las canciones como lo que son, una canción, y hemos procurado que el conjunto de todos los instrumentos, haga una canción inolvidable para el oyente. Es importante saber acompañar a la voz, que al final es la que transmite el mensaje, y si lo haces bien musicalmente, el mensaje cala más aún en el corazón del oyente.

En el global del disco, noto un cambio de rumbo sonoro hacia el rock. No es que dejéis de lado el metal, pero noto una banda más enfocada a terrenos más populares, algo que por un lado me parece inteligente, pero que tras Éter..., me deja algo descolocado. Porque hay temas como "Plaga", que suenan potentes, intensos, metaleros, pero es en la voz donde encuentro ese poso. La instrumentación es la que lleva unos patrones más definidos de rock. ¿Ha salido así el disco o queríais refinar el sonido?

-(Darío): Como dije antes, Somas Cure se caracteriza por hacer lo que quiere y lo que siente en cada disco. Teníamos ganas de algo así y teníamos ganas de hacer música que le llegue a todo el mundo. Nunca hemos tenido un estilo, una etiqueta común, siempre hemos sido Somas Cure y hemos apostado por la música. El que quiera unirse a nosotros, bienvenido sea, aunque venga del pop, del rap, del rock, del metal o lo que sea. Esperamos que el público disfrute este disco.

Encontramos también cortes como "Balas de Plata", donde el piano y la voz de Txema toman el protagonismo absoluto, encontrándonos con un artista sin miedo a abrirse de par en par y permitir que otros géneros aparezcan en el disco ¿Tenéis pensado ahondar en este camino sonoro y hacer más baladas de rock clásico?

-(Darío): La verdad que es un terreno que nos gusta. Tenemos público muy variado y, hacer baladas, es un método de expresión que también nos gusta mucho y suele gustar a nuestro público. Siempre hemos optado por meter algún medio tiempo nuestros trabajos. Le aporta mucha dinámica a la hora de escuchar el disco de principio a fin. No todo iba a ser tralla, ¿no?

Con todo lo que está viviendo la industria musical y lógicamente las bandas, ¿cuándo crees que podremos ver a Somas Cure en directo?

-(Darío) La situación está siendo desesperante para el sector. Seguro que a todos nos gustaría que se estudiara la posibilidad de ofrecer conciertos bajo unas medidas de seguridad y que se nos permitiera trabajar. Es una herramienta que algunos sectores están pudiendo usar y sin embargo la música, no. No se nos da esa opción. Pensamos que desgraciadamente el 2020 está perdido. Seguramente hasta enero de 2021 no volveremos a disfrutar de un directo o eso es lo que esperamos. ¡Volveremos a los escenarios más fuertes que nunca, eso está clarísimo!

Quinto de estudio, muchos kilómetros a la espalda y las ganas intactas. ¿Qué sueños te/os quedan por cumplir sobre un escenario?

-(Darío): Siempre quedan cosas por hacer y sueños por cumplir. Lo importante es seguir con esta dinámica ascendente en nuestra carrera y no parar. Con Éter ya pisamos el Download Festival, el Resurrection Fest, el Leyendas del Rock, etc, y pudimos hacer una gira muy extensa de casi tres años por toda la península con muchísimas fechas. Queremos que La Colmena llegue a todas partes, pisar todos los escenarios posibles, tanto en salas como en festivales y que la gente pueda seguir siendo feliz con nuestra música junto a nosotros. Ha llegado nuestro momento de entrar a la primera división del rock y metal nacional y hemos llegado para quedarnos.

Esa es la actitud. Y ya que estamos entre amigos y nadie nos escucha, ¿Alguna exclusiva que quieras contarme?


-(Darío): Bueno, si todo va como es debido, y el Covid nos lo permite, vendrán videoclips nuevos y una gira muy extensa que llegará a muchísimos lugares de España y, posiblemente, por primera vez saldremos a otros países. Poco a poco.

Muchísimas gracias por la entrevista, únicamente me queda recordaros que La Colmena ya está a la venta desde el pasado 2 de octubre y que podéis conseguirlo en todas las tiendas especializadas y en www.somascure.com. Y por supuesto, podéis disfrutar del disco en las diferentes platadformas digitales, donde os animamos a seguirnos para estar al tanto de toda la actualidad. Esperamos que disfrutéis muchísimo del nuevo trabajo de Somas Cure. ¡Y recordad, que bhemos venido para quedarnos!

¡Un abrazo fuerte de toda la banda, y nos vemos en los conciertos muy pronto!



Con estos mimbres se conforma La Colmena de Somas Cure, con el que seguro que vivirán grandes experiencias gracias a sus años de trabajo, y en el que exploran sonidos más cercanos al rock. Nuestros mejores deseos y que este pequeño retroceso compositivo, totalmente subjetivo, sirva de impulso para su próximo álbum.

Nota: 6,5


Diego Cardeña
@DiegoCardenaFM

RockFM