El sueño "interrumpido" de Desvariados

Raúl Carnicero charla con los madrileños sobre su último disco, 'Víctimas Del Sueño Americano', cuyo lanzamiento se ha aplazado al mes de octubre.
Imagen promocional de Desvariados.
RockFM

Locutor RockFM

Tiempo de lectura: 4’



‘Víctimas Del Sueño Americano’ se iba a publicar en marzo y finalmente verá la luz en octubre para poder presentarlo en noviembre. ¿Cómo vivisteis el aplazamiento?
(Adrián) De primeras nos quedamos un poco bloqueados, mucho tiempo trabajando y muchas ilusiones puestas en este álbum y de repente el mundo se para… Pero con el paso de los días cambiamos la forma de verlo. Hemos intentado aprovechar al máximo esta situación y a día de hoy lo vemos como una oportunidad de mostrarlo poco a poco, generando aún si cabe más expectación para el momento en el que finalmente pueda ver la luz.

Lo mismo habéis aprovechado estos días para componer “otras nuevas” canciones…
Nuestras canciones hablan de cosas que nos pasan y en estos días pocas cosas interesantes nos han sucedido… Alguna cosa suelta sí hemos escrito, pero no está ahora mismo en nuestros planes seguir componiendo. Creo que es necesario un tiempo de reflexión y descanso una vez que acabas las canciones de un disco, para que las del siguiente tomen otros caminos, tanto musicales como de las cosas que cuenten.

En una reciente entrevista hablabais de la falsa promesa del “Sueño Americano” según el cuál todo se podría conseguir con esfuerzo. ¿Qué habéis logrado ya con el vuestro?
Para nosotros ese “Sueño Americano” no se elige, de alguna forma está impuesto y te venden la película de que debes esforzarte para conseguirlo; quizá ni siquiera sea lo que tú buscabas en la vida. Nosotros llevamos bastante tiempo trabajando, junto a mucha gente que ha formado parte de este equipo. Hemos logrado que “la curva” de Desvariados siempre sea ascendente, poco a poco, pero siempre mirando hacia arriba. Estamos contentos y satisfechos de lo que estamos consiguiendo y con fuerzas para seguir adelante.



Está feo comparar, pero ¿qué diferencias hay en este disco respecto a 'Café Caimán'?
Técnicamente esta vez contamos con más medios, más apoyo… Pero también tuvimos menos tiempo a la hora de elaborarlo, lo que se traduce en una urgencia que está plasmada en las canciones. Hemos sido más directos tanto en las letras como en la música, queremos sacudir los huesos y las ideas de cualquiera que nos escuche, transmitir esa energía que desprendemos en directo. Esta vez todo tiene más coherencia, los temas encajan perfectamente unos con otros hasta completar un álbum que amplía nuestro espectro estilístico, pero que también recoge muy bien nuestra personalidad.

Hay una máxima que dice que no hay segundo disco bueno. ¿Cómo lo veis vosotros?
En nuestro caso estamos convencidos de que este trabajo supera con creces al anterior y con los singles que ya hemos lanzado el público lo está percibiendo así. Es cierto que es una prueba de fuego y es más difícil hacerlo, de primeras nadie espera nada de ti, nadie te conoce y no existe ninguna presión. Con el segundo disco ya tienes público que te sigue y está expectante; en nuestro caso además nos decían que era muy difícil superar 'Café Caimán', pero hemos hecho bien los deberes.

Creo que ‘Víctimas Del Sueño Americano’ se grabó en tiempo récord, y esa urgencia se nota en las canciones. ¿Cómo fue trabajar con Josu García, guitarrista de Loquillo?
Josu es un capo del rock en todos los sentidos. Contar con él fue una experiencia única. Nos alejó de formalidades para crear un ambiente de trabajo distendido dónde primaba la naturalidad, el buen rollo; el rock and roll al fin y al cabo. Desde un primer momento se involucró mucho en el proyecto y llevó las canciones hasta una posición que nos encanta.

Yo personalmente os conocí hace justo tres años cuando arrancasteis la gira “Corre Conmigo” con Burning. También tocasteis con ellos en su concierto de despedida y no sé si habéis versionado “Muévete En La Oscuridad” a modo de agradecimiento...
En estos años con Burning hemos tenido la oportunidad de hacer el tema en directo con ellos varias veces, a parte siempre nos ha encantado y en varias etapas ha formado parte de nuestro repertorio. Es una forma de agradecimiento, de alguna manera una contribución a que esa llama se mantenga encendida, pero también la excusa perfecta para seguir tocándola. Siempre la hemos sentido nuestra, nos apetecía mucho plasmarlo en el álbum y al mismo Johnny le encantó el resultado.




Además de con Burning, habéis compartido escenario con otras grandes bandas de nuestro rock… En este sentido, no sé si os sentís más cómodos en salas o festivales...
Los festivales son un gran escaparate para nosotros, nos dan la oportunidad de mostrar nuestra música ante público nuevo y creo que hemos aprovechado muy bien las ocasiones que nos han brindado. Pero ahí todo pasa muy deprisa, los tiempos para tocar son reducidos, las pruebas de sonido, el montaje… Todo va muy rápido, así que, en cuanto a comodidad como tal, las salas son más acogedoras. Pero no podría elegir; ambos formatos se complementan, nosotros nos adaptamos y disfrutamos tanto en grandes festivales, como en pequeñas salas.

¿Cómo veis la escena de rock clásico en nuestro país en los tiempos del reggaetón?
Hay muchas bandas en activo, salas, medios y festivales que apuestan por el rock. Quizá no sea el mejor momento y el gran público se deja seducir por otros géneros, pero es natural; la sociedad se transforma, y con ella sus gustos y su forma de expresarse. Eso hay que entenderlo y respetarlo. Intentamos no pensar demasiado en eso, nosotros siempre hemos vivido en esta tesitura y nos centramos en trabajar por nuestro proyecto.

¿Y cómo vive una banda el hecho de tener nuevo disco y no poder salir a la carretera?
Nos quema en las manos, desde que terminas de grabar estas deseando que llegue el día de darle esas canciones al público y salir a defenderlas en directo. Todo esto se escapa a nuestro control y no somos los únicos afectados, llegados a este punto nos lo tomamos con cierta filosofía; nos adaptamos a lo que nos ha tocado y seguimos trabajando esperando con ansia ese momento de volver a los escenarios.

¡Pues muchas gracias, mucha suerte y hasta la próxima! ¡Salud y RNR!

RockFM