RockFM

Sex Pistols

Origen: Inglaterra

Premios:
  • Premio del Salón de la Fama de los Grammy por 'Never Mind The Bollocks, Here's The Sex Pistols' (2015)
  • NME Award a la Mejor Band (1977)
  • NME Award al Mejor Álbum por 'Never Mind The Bollocks, Here's The Sex Pistols' (1977)
  • NME Award al Mejor Sencillo por “God Save The Queen” (1977)
  • Inducción al Rock and Roll Hall of Fame (2006) (No acuden)

Web: http://www.sexpistolsofficial.com/

Redes sociales:FACEBOOKTWITTERINSTAGRAM

Historia

Un sólo disco, una actitud nihilista y muy mala leche fueron las únicas cualidades que necesitaron los Sex Pistols para convertirse en los principales representantes del movimiento punk británico. Su música estruendosa y sus letras agresivas y antisistema pusieron patas arriba a todo un país, además de inspirar a varias generaciones de músicos.

La historia de la formación no es muy larga, de hecho, es más bien breve. Steve Jones y Paul Cook conocieron a Glen Matlock en una tienda. Johnny Rotten, en cierto momento, también les conoció allí y quiso unirse a su banda. A la estridente instrumentación se le añadió el toque que faltaba. El vocalista esputaba todo tipo de improperios sobre el país y las normas establecidas. Su mala reputación comenzó a aumentar cada vez más, llegando a ser considerados un peligro a nivel institucional.

Tras publicar “Anarchy on the U.K.”, EMI canceló su contrato discográfico con la banda a raíz de una entrevista con Bill Grundy en la escandalizaron al público. La culpa, en parte, la tuvo Freddie Mercury, que estaba programado para ser entrevistado pero sufrió un tremendo dolor de muelas que le obligó a no aparecer en televisión. La discográfica ofreció a la banda para suplir al cantante de Queen. Aunque eran reticentes a salir en televisión, los Sex Pistols fueron obligados por su mánager. En una época en la que decir “fuck” en la televisión británica era algo visto como un terrible agravio, Rotten y compañía se desquitaron ante un presentador demasiado creído, que se vio desbordado ante la fuerza del punk. Se dice que la banda fue trasladada hacia una sala de espera después de su entrevista y que la mala suerte quiso que varias llamadas de telespectadores indignados llegaron a los teléfonos de esta. El grupo se dedicó a contestarlas de muy malas formas para poner la guinda del pastel. El punk había llegado al pueblo.

Poco antes de publicar “God Save the Queen”, Sid Vicious se unió a la banda en sustitución de Matlock. La característica más destacada de Sid es que ni siquiera sabía tocar el bajo. Pese a esto, su actitud macarra, violenta y autodestructiva hacía que fuera el integrante perfecto para el conjunto. Sin embargo, su paso por la formación fue tan breve como emblemático y tuvo, evidentemente, un final dramático.

Tras la salida de su único álbum, 'Never Mind the Bollocks Here's the Sex Pistols', la banda se embarcó en una gira americana que duró, tan sólo, 14 días. Johnny Rotten decidió dejar la formación y acabó siendo seguido por todos sus compañeros. Vicious, por su parte, había conocido a Nancy Spungen, una chica americana adicta a la heroína con la que tuvo una tormentosa relación sentimental. Ella murió, aparentemente asesinada, y Vicious le siguió al poco tiempo.

En teoría, la madre del bajista fue quién le suministró la heroína que le acabó matando, preocupada de que Vicious fuera declarado culpable por la muerte de Nancy. Nunca el responsable fue Sid o uno de los camellos de la pareja. En cualquier caso, el bajista dejó una nota de suicidio pidiendo que le enterraran con su chupa de cuero y sus botas. Eso tampoco le salió bien, fue incinerado y, según se cuenta, su progenitora quiso esparcir sus cenizas junto a la tumba de su novia, pero, en estado de ebriedad, la urna se le cayó en un aeropuerto inglés. Este fue el final de los Sex Pistols.

La banda se volvería a reunir en dos ocasiones con el propósito, según los propios miembros de la formación, de hacer caja y, como Steve Jones ha declarado, sólo volverán si les ofrecen “una cifra cercana a la que cobran los Rolling Stones”. Sin complejos, la formación también rechazó acudir a la ceremonia del Rock And Roll Hall of Fame por considerar que sus precios eran astronómicos. Puede que los Sex Pistols ya no sean los chavales alocados de antes, pero su actitud punk siempre será recordada y seguirá inspirando a rebeldes de varias generaciones.