¿Conoces Motorock, la fusión definitiva entre rock y motos?

La pasión por las motos y el rock se juntan en un evento de lo más espectacular
¿Conoces Motorock, la fusión definitiva entre rock y motos?

Tiempo de lectura: 2’

Los más auténticos del lugar recordarán la película 'Easy Rider' con Dennis Hopper y Peter Fonda cruzando el sur de Estados Unidos a lomos de la “Billy Bike” y la “Capitán América” de Harley Davidson, mientras sonaba “Born to be Wild” de los californianos Steppenwolf. Han pasado más de 50 años y aquel espíritu que unía la pasión por las dos ruedas y el buen rock siguen vigentes, aunque de otra forma en Motorock: una jornada motera que finaliza en el Circuito de velocidad Ricardo Tormo de Cheste, Valencia y no en el carnaval Mardi Gras de Nueva Orleans, lugar al que se dirigían Hopper, Fonda y el joven Jack Nicholson.

ctv-cg3-escenario-motorock-en-el-circuito

Es innegable la pasión y afición que hay en nuestro país al mundo de las motos, gracias también al buen tiempo que tenemos prácticamente todo el año. Motorock celebró su primera edición en 2017 en la ciudad de Valencia con la participación de 300 moteros. En el año 2018 fueron 800 y en 2019 se llegaron a superar los 1.400 participantes. La familia crece y tiene motivos para hacerlo por lo que supone una jornada de motos, música, paella, regalos y carreras. Las tres ediciones celebradas hasta ahora, han salido desde la ciudad del Turia en ruta hasta el Circuit Ricardo Tormo de Cheste. Allí se habilita la zona Motorock, exclusiva para todos los inscritos y con derecho a disfrutar de todo lo que la organización prepara para ellos.

La mezcla definitiva entre motociclismo y rock

La buena música no puede faltar con los clásicos del rock de toda la vida, música en directo o espectáculos de freestyle motocross amenizan la jornada de Motorock en el circuito, sin olvidar que se celebran las carreras del FIM CEV Repsol International Championship. Participan las jóvenes promesas que mañana estarán en MotoGP, y que pelean por la mejor clasificación en la última carrera de la temporada.

La hora de comer también esta prevista en Motorock y todos los inscritos disfrutan de un plato de paella a leña recién hecha en el propio circuito, mientras rugen los motores en la pista. Sorteos, regalos, música y muy buen rollo entre todos los asistentes que esperan el momento de sentirse un piloto de los grandes entrando con su moto al circuito. Al finalizar las carreras, solo los Motorockeros pueden acceder con su moto para dar dos vueltas controladas al circuito Ricardo Tormo. Cada año se han dedicado las dos vueltas en homenaje a algún protagonista que nos dejó, tal y como sucedió en 2017 que fueron en honor al campeón recién desaparecido Ángel Nieto. Sin duda, una experiencia única para cualquier motero y que hay que vivirla para que no te la cuenten. Todas las fotos de las tres ediciones de Motorock las puedes ver en la página de Facebook, síguenos aquí.

RockFM