Cazado en vivo: Camellos y un eclipse lunar bajo el manto de las piràmides

Alberto Mazcuñán te trae la búsqueda mística de Grateful Dead en Giza
Cazado en vivo: Camellos y un eclipse lunar bajo el manto de las piràmides
RockFM

Locutor RockFM

Tiempo de lectura: 2’

La esencia de Grateful Dead siempre ha tenido una inclinación, digamos, espiritual. Abrazaron la idea de utilizar su música como un vehículo para expresar la energía de su entorno, ya fuera con “ayuda lisérgica” o no, como justificaba su guitarrista Jerry García para conseguir “tocar con un cierto tipo de libertad que rara vez se obtiene como músico”.

Ya en 1970, estuvieron involucrados en una redada de drogas en Nueva Orleans tras un concierto junto a Fleetwod Mac como teloneros. Cuando regresaron a su hotel ya tenían a la policía esperándoles para detenerles después de haber registrado sus habitaciones. Si bien la mayoría de los cargos finalmente se retiraron, el incidente quedó inmortalizado en su canción “Truckin'”, en la que hacen referencia a aquél incidente.

Pero ocho años más tarde, en 1978, quisieron llevar su filosofía espiritual un paso más allá: tocando en las pirámides de Giza de El Cairo bajo el amparo de las teorías de los antiguos visitantes del espacio o el embrujo de las ceremonias momificantes a los faraones. Se convirtió en un reto personal del bajista Phil Lesh, que fue el que inició las relaciones con el gobierno egipcio y acordó donar todas las ganancias de las entradas al departamento de conservación de las antigüedades del país.

Una vez en marcha, se dieron cuenta de que tocar en mitad del desierto tenía inconvenientes: uno de sus camiones se atascó en la arena y tuvo que ser rescatado por camellos. Pero una vez terminados todos los preparativos, acudieron fans de todo el mundo para ver a la banda en el sitio histórico. Además, fueron testigos de otro hecho insólito que elevó más el contexto místico del concierto ya que durante el último espectáculo el 16 de septiembre, hubo un eclipse lunar total en mitad de la actuación

Puede que también la energía que Grateful Dead iban buscando les jugara una mala pasada, ya que varios problemas técnicos dejaron inutilizables las grabaciones del primer concierto y gran parte del segundo. No fue hasta 2008, cuando se lanzó “Rocking The Cradle: Egypt 1978”, cuando se publicaron las pistas que disfrutaremos esta tarde en el Cazado en Vivo de RockFM para cerrar la semana por todo lo alto, que no ‘ de subidón’.

RockFM