Cazado en vivo: Cuando David Bowie salió al rescate (otra vez) de Iggy Pop

Esta tarde Alberto Mazcuñán te trae el disco de directo que surgió del periplo berlinés de estos dos genios
Cazado en vivo: Cuando David Bowie salió al rescate (otra vez) de Iggy Pop
RockFM

Locutor RockFM

Tiempo de lectura: 2’

La Iguana de Detroit, Iggy Pop, a pesar de revolucionar el escenario desde sus inicios con sus actuaciones explosivas donde aparecía, por supuesto y como siempre sin camiseta, dando volteretas, retorciéndose, saltando fuera del escenario, cortándose con vidrios rotos o embadurnándose en mantequilla de cacahuete del bote que alguien le tiró desde el público. Todo eso mientras la banda seguía tocando. Así era y es Iggy, un personaje de culto pequeño pero ferviente que hace pensar con sus letras lo que tu ojo no te permite ver ante todo el despliegue de excentricidades que da en cada concierto.

Sin embargo, desde que terminara su periplo con los Stooges , ese que arrancara en los sesenta con su debut homónimo y minimalista hasta cruzar la barrera psicológica y musical de los setenta con la continuación “Fun House”, ninguno de los álbumes se vendió muy bien, y La Iguana dependía en exceso de su fan número uno y gran amigo David Bowie que intentó reanimar la carrera de Iggy con “Raw Power“ de 1973. Para el año siguiente, los Stooges estaban completamente extintos, lo que introdujo a Iggy en una espiral de abusos y de adicción a la heroína durante años hasta que, en 1977, la figura de David Bowie volvió a aparecer de nuevo.

Ya de por sí ansioso por rasgarse las vestiduras de los trajes y la personalidad de Ziggy Stardust y el Thin White Duke, se llevó el centro neurálgico de la música a los Hansa Studios de Berlín, donde produjo los dos primeros álbumes en solitario de Iggy: The Idiot y Lust For Life , lanzados en marzo y septiembre de ese año, y donde Bowie incluso tocó teclados e hizo coros en la gira posterior, documentada en el álbum que hoy te traigo para el Cazado en vivo en RockFM: TV Eye 1977 de Iggy Pop.

Nunca un disco de directo completo estuvo hecho tan “a medias”...


RockFM