Los instrumentos más inusuales en las canciones de The Beatles

En un ejercicio de originalidad, experimentación o tal vez simple curiosidad sonora, los de Liverpool nos dejaron sonidos únicos en sus canciones
ctv-i38-beatles
RockFM

Locutor RockFM

Tiempo de lectura: 3’

Desde bien temprano The Beatles plasmaron sus inquietudes en sus canciones durante todos sus álbumes Innovaron en aspectos relacionados con la promoción o la instrumentación que cambiaron el rumbo de la industria musical, los sistemas de grabación o de las radiofórmulas. Desde incluir las letras en todos sus LP, saltarse las normas de duración de emisión en radio, congregar los primeros macroconciertos de estadio o triunfar con el mundo del videoclip.

Todas esas cosas que hoy parecen normales fueron, en gran parte, gracias a ellos y en el aspecto de la experimentación en el estudio, dejaron detalles que los hacían únicos. Pero hoy quiero centrarme en los instrumentos que utilizaron más allá del standard de guitarra, bajo, batería, teclado y voz. Una serie de canciones que esconden sonidos grabados con otros instrumentos muy diferentes a los que se escuchaban por aquél entonces en Europa y Estados Unidos.

Los Beatles, en un ejercicio de originalidad, experimentación o tal vez simple curiosidad sonora, nos dejaron cosas como estas: 

  • EL SITAR 

En la decoración el plató de la película Help!, alguien pensó que un sitar, podía darle a la cinta cierto exotismo oriental. Lo que no pensó es que un curioso George Harrison lo cogió y trató averiguar cómo se tocaba. El sitar no es un instrumento fácil de aprender, es delicado y tiene una afinación compleja. Así que Harrison pidió ayuda para aprender a dominarlo y la encontró en uno de los mejores músicos indios: Ravi Shankar al que conoció en 1965.

Cuando aprendió a tocarlo, la primera grabación en la que lo añadió fue Norgewian Wood de Lennon y McCartney del Rubber Soul. Aquél fue tan solo el inicio del instrumento que marcó a toda una generación de oyentes occidentales 'hippies' fascinados por el misticismo indio, la meditación o el yoga y el sonido del sitar.

  • YUNQUE

Mientras los Beatles grababan Abbey Road en 1969, los rumores de desintegración de la banda eran ya una realidad. Fue un disco brillante que nació de sesiones de grabación tensas e insólitas. Yoko Ono no se separaba de Lennon, incluso tenían un pequeño cuarto en el estudio con una cama para vivir allí durante las semanas de grabación.

La relación Lennon-McCartney estaba llegando a su fin. Tal era el punto que cuando Paul compuso “Maxwell’s Silver Hammer”, a Lennon directamente no quiso participar en la canción porque no le gustaba. Aún así, la grabación continuaría y a McCartney se le ocurrió la idea de que la canción tuviera el sonido de un yunque al ser golpeado, así que mandó a Mal Evans, que era el asistente de la banda tuvo que ir a buscar uno. Lo encontró curiosamente en una compañia de teatro. Lo cogió y tuvo que cargarlo hasta el estudio.

Dicen las malas lenguas que Ringo Starr no tuvo la fuerza suficiente para tocarlo con el martillo,  lo único cierto es que el propio Evans terminó grabando la pista.

  • ZAPATOS

Sí, puede que lo hayas escuchado cientos de veces y no te hayas dado cuenta. La única percusión que se grabo para 'Blackbird' del White Album de 1968 fue la del sonido de Paul McCartney golpeando el suelo con ellos.

Todo viene de atrás, del viaje de los cuatro de Liverpool a la India. Allí se sumaron dos factores, el primero es la ausencia de amplificadores, guitarras eléctricas o pedales de efecto. La segunda, las clases de su amigo y músico Donovan por enseñarle la técnica del fingerpicking, tocando melodias y ritmos en la guitarra solamente por los dedos. Ahí nació el germen de este tema 

Las grabaciones de la sesiones de grabación dicen que el George Martin quería para el tema un arreglo de cuerdas de la misma manera que se hizo con Yesterday. Pero esta vez McCartney hizo valer su deseo de que la canción contara únicamente con su voz y su guitarra. Y mientras ensayaba la canción, decidió añadir el sonido de sus zapatos marcando el tiempo de la canción.

RockFM