Los mejores baterías que deberías conocer (I)

Alberto Mazcuñán te trae la primera entrega de esta serie dedicada a los mejores bateristas del rock que no acaparan portadas
ctv-ycd-dennis-chambers-drumming
RockFM

Locutor RockFM

Tiempo de lectura: 3’

Siguiendo la estela de esta serie de artículos en  las que te propongo grandes músicos que, a pesar de no acaparar portadas ni salir en revistas, deberías conocer si quieres ampliar tu repertorio de músicos habituales.

Si el otro día hablábamos de bajistas, hoy te traigo a su fiel compañera en la base rítmica de la banda, la de los tipos que más tardan en montar su set y la de los que apenas pueden estar un segundo sin tocar (aunque ellos piensen exactamente lo mismo de los guitarristas) durante los ensayos. Sí amigos, hoy la batería es la protagonista y quiero compartir contigo a tres auténticas bestias de las baquetas, referentes absolutos, bateristas de bateristas que han  construido su propio estilo y sonido a base de talento. Vamos allá:

  • DENNIS CHAMBERS

Si hablamos de bestias en su sentido  más literal, en primer lugar aparece el nombre de Dennis Chambers. Este tipo que aprendió a tocar con solo tres años mientras su madre se ganaba la vida cantando en lo locales de Baltimore. Mamó desde crío todo lo que concierne a la vida del músico, bebió del bebop, creció con el funk y acabó siendo todo lo que quiso.

Antes de cumplir los veinte ya era el batería de sesión de la Sugar Hill Records hasta en los ochenta ingresó en la banda de John Scofield y las posibilidades del jazz se la abrieron de par en par, allí ganó la sensibilidad que se ajustaría como un guante a la fuerza y el ritmo que ya tenía de serie, convertiendose en uno de los mejores baterías y más influyentes de su generación.

Desde entonces, el camino ha sido imparable: Maceo Parker, los hermanos BreckerJohn McLaughlin, Steely Dan y, sobre todo, Mike Stern al que ha seguido ligado  estos últimos años.  Ha sido el batería de Carlos Santana desde que este resurgiera a finales de milenio tras publicar 'Supernatural' durante doce años, donde ha hecho prácticamente lo que ha querido con la batería como puedes ver en el solo de este Soul Sacrifice: independencia de miembros, ritmo, sensibilidad, fuerza, rapidez, punch...Chambers lo tiene todo.

  • CARMINE APPICE

El batería de rock que prácticamente ha influido a todos los grandes entre los grandes es probablemente Carmine Appice. Le tocó inventar prácticamente un género desde cero, habiendo bebido de los grandes baterías de jazz como Buddy Rich (que también merece un apartado en esta serie). Cuando Appice ya era el "bigote" del rock sentado en el trono de Vanilla FudgeJohn Bonham era su telonero con Led Zeppelin y este siempre reconoció que había sido una de  sus mayores influencias.

Ha formado parte de uno de los mejores tríos de la historia junto a Jeff Beck y Tim Bogert, con quien ya tocaba en Vanilla Fudge y en otro gran grupo olvidado que da mucho para hablar en su corta trayectoria: Cactus. Después fue un fijo durante años en la banda de Rod Stewart, acompañó a Ozzy durante su travesía en solitario pero tuvo que vivir en sus propias carnes cómo Sharon le expulsaba de la banda por "hacer sombra a su marido". Por cierto, su hermano Vinny, nueve o diez años menor él, es que le ha estado acompañando en estos últimos años en gira. Otro talento de la batería que defiende el apellido Appice.

Su excentricidades, la vida alocada, el alcohol, las drogas y las compañías fueron y han sido su punto flaco. Pero nadie le niega a Carmine su aportación al mundo del rock en aquella época en la que prácticamente, no había nada.

  • HORACIO "EL NEGRO"

Como contrapunto latino termino hoy con el que probablemente sea unos de mejores percusionistas, más talentosos e innovadores de la historia: Horacio "El negro" Hernández.

Criado en Cuba en una familia de músicos, su abuelo era trompetista del Septeto Nacional de Cuba, creció escuchando jazz y rock a través de su padre y su hermano. Allí empezó a tocar la percusión, la batería y a tomar  clases con Enrique Pla, que formaba parte de la flor y nata de los músicos cubanos de los setenta como Arturo Sandoval Paquito D'Rivera.

Como muchos músicos cubanos, ingreso en el ENA de La Habana, tocando sin descanso para labrarse un futuro y este le llegó con  el grupo Proyecto de Gonzalo Rubalcaba, con el que pudo salir al extranjero y llamar la atención de todos los círculos musicales del mundo.

Ha trabajado con todos los grandes hasta convertirse en uno de ellos por méritos propios, Dizzy Gillespie, Michel Camilo,  los Arturo  Sandoval y Paquito D'Rivera mencionados antes y en el mundo del rock lo hizo de la mano de Stevie Winwood y Carlos Santana, cuya percusión en 'Supernatural' le valió un grammy.

Su estilo de batería es único, sobre todo por ser totalmente ambidiestro de pies y  manos y ser capaz de tener una independencia de miembros total, siendo capaz de llevar un ritmo distinto en cada mano y cada pie. Para muestra, un botón:

RockFM