Bob Rock vino a salvar a Metallica, pero tuvo que enfrentarse al 'Dr. No' en varias ocasiones

Un 10 de junio como hoy, pero de 1991, el productor Bob Rock empezó a mezclar el disco que llevaría a Metallica a la estratosfera
METALLICA 1991
RockFM

Locutor RockFM

Tiempo de lectura: 2’

Para que el disco 'Metallica' llegara a ver la luz, tuvo que ocurrir algo fuera de lo normal en un concierto de Metallica: Que el público se aburriera. Algo así ha compartido en alguna que otra ocasión el guitarrista Kirk Hammett. Parece ser que el disco '...And Justice for All' fue una pasada de rosca de metal progresivo, y el público no mostraba tanto entusiasmo con estas canciones durante los shows del grupo, sino todo lo contrario. Con un escenario así el grupo se planteó construir canciones que fueran directas al grano.

Para ello, una de las primeras ideas fue traer al equipo a un productor que tenía fama de producir discos emblemáticos dentro del rock. Aquel hombre fue Bob Rock, quien trabajó en discos como 'Dr. Feelgood' (Motley Crüe), 'Permanent Vacation' (Aerosmith) o 'Slippery When Wet' (Bon Jovi). De hecho, cuando el grupo le propuso a Rock trabajar en su nuevo ábum, éste tuvo la dicotomía de aceptar o no, porque también se lo había pedido su buen amigo Richie Sambora, guitarrista de Bon Jovi, que quería lanzar un proyecto en solitario. Para tomar la decisión, el productor se marchó unos días con su familia al desierto y recuerda que todo eran señales que apuntaban a elegir a Metallica. Una de ellas fue ver a un muchacho nativo americano, paseando por la reserva con una camiseta de la banda.

Con Bob Rock como parte del proyecto, Metallica estaba listos para grabar un nuevo disco de estudio. Aunque el proceso no fue fácil por diversos motivos. Ejemplo de ello eran las tensiones entre James Hetfield y el propio Bob Rock. Parece ser que el productor le puso a James el mote de 'Dr. No', porque su primera respuesta a cualquier propuesta de Rock era negarse en redondo. Tanto fue así, que Bob Rock les dijo al grupo que no volvería a grabar con ellos (afortunadamente han colaborado en muchas ocasiones después). Por otro lado, tres de los cuatro miembros de la banda atravesaron por procesos de divorcio durante la grabación del disco.

Aunque, quizás, una de las situaciones más "delicadas" del 'Black Album' fue la apertura que exprimentó James Hetfield. Y es que la forma de componer de Hetfield cambió radicalmente: pasó de contar historias más genéricas, como las que podía ver en los telediarios, a compartir aspectos más íntimos, más introspectivos. Esa faceta del cantante la se aprecia muy fácilmente en canciones como "Nothing Else Matters"; que no tenía pensado mostrale a la banda, ni mucho menos incluir en el disco. Sin embargo, cuando la compartió con el resto del grupo se decidió que debía formar parte del álbum (afortunadamente).

No fue fácil trabajar en un disco de estas características. Muchos de los primeros seguidores de la banda se sintieron decepcionados al percibir que la banda se había "ablandado"; mientras que, por otro lado, millones de personas conocieron a Metallica. Para que te hagas de una idea: pasaron de sonar en unas 10 radios del país a tener cobertura mundial. Y a pesar de los divorcios, de las dudas, de los malos rollos, de algunas críticas... Metallica, triunfaron.










RockFM