Con 'Slave to the Grind', Skid Row colocaron en el nº1 del Billboard el primer disco de heavy metal

A pesar de que en Atlantic Records no lo tuvieran muy claro, la banda se la jugó con un sonido más duro en su segundo disco
SEBASTIAN BACH SKID ROW
RockFM

Locutor RockFM

Tiempo de lectura: 2’

Con la llegada de los años 90 en el mundo del rock se abrían paso géneros como el grunge o el rock alternatvio. En un escenario así, hubo bandas que decidieron suavizar un poco su sonido, mientras que otras optaron por jugársela haciendo todo lo contrario. Ese fue el caso de Skid Row, quienes produjeron un disco más heavy con su segundo trabajo.

Fruto de ello, el 11 de junio de 1991 salió publicado 'Salve to the Grind', el primer disco de heavy metal en colocarse en el nº1 del Billboard. Allí se mantuvo durante una semana, llegando a vender más dos millones de copias en Estados Unidos. Pero la cosa no se quedó en un buen rendimiento en términos económicos, sino que Skid Row también se ganaron un sólido prestigio entre la audiencia. De hecho, no solo fue gracias al disco, sino también gracias a decisiones como girar con Pantera como teloneros. La banda de Texas aún era poco conocida entre el gran público, y girar con Skid Row les situó en un mapa que cubría mayor territorio. El combo que montaron juntos hizo que aquella gira sea recordada como un tren de mercancias que te pasaba por encima.

Aunque también es cierto que Skid Row supieron jugar sus cartas con cierta prudencia, y no solo cargaron el disco de riffs poderosos y la voz de un Sebastian Bach desatado. El grupo no tenía ninguna intención de echar por tierra el éxito conseguido con su disco debut, y tuvieron el acierto de incluir en 'Slave to the Grind' baladas magníficas como 'Wasted Time' o 'In a Darkened Room'.

Por otro lado, desde la discográfica, Atlantic Records, intentaron "suavizar" todo lo pesada que era la música (y las letras). Así lo recuerda Sebastian Bach (vía ultimateclassicrock): "Cuando aparecimos para grabar el videoclip de la canción "Slave to the Grind", nos encontramos con una modelo en bikini que, se supone, iba a ser cosificada sexualmente en el vídeo. Le dijimos a la gente de la discográfica que eso no iba ocurrir, y que no tenía nada que ver con la canción. Eso nos diferenció a Skid Row de otras bandas de aquella época".










RockFM