Un concierto para olvidar, que dio pie a una de las grandes canciones de Pink Floyd

Recordamos el origen de "Comfortably Numb", a raíz de un show de la banda en 1977
Roger Waters (Comfortably Numb)
18 Feb 2014 --- Roger Waters portrait in Italy --- Image by © Simone Cecchetti/Corbis
  • Simone Cecchetti
RockFM

Locutor RockFM

Tiempo de lectura: 2’

Mucho se ha escrito sobre Pink Floyd: discos, portadas, técnicas de grabación, malos rollos. En fin, de todo un poco. Pero hoy quería compartir contigo el origen de una de las grandes canciones de la banda (y mi favorita): "Comfortably Numb", que la banda incluyó en el disco 'The Wall' (1979).

La canción en sí misma, al menos como la percibo, está llena de belleza. Algo que, quizás, pueda chocar en un principio ya que es un canto a la soledad, a sentirse desconectado del entorno que te rodea. Pero desde la propia letra, a la música, es imposible que no se te erice el vello en algún momento.

Roger Waters recuerda que el primer origen de la canción fue una época en la que, de niño, sufrió algún tipo de infección que le llevó a tener fiebre alta. Fruto de ello, experimentó sensaciones de desconexión de la realiadad (incluso, de despersonalización) por las que percibía sus manos parecían muchos más grandes de lo que eran en realidad y delirios. Según Waters, estas experiencias volvieron a sucederle en alguna ocasión ya de adulto. Pero hubo un día en concreto en que esta canción terminó de tomar forma en la mente del cantante de Pink Floyd.

Aquello ocurrió un 29 de junio de 1977, día en que la banda ofrecía un concierto en Philadelphia. Parece ser que Waters sufría de fuertes dolores de estómago, y calambres, para lo que un médico le inyectó algún tipo de relajante muscular. Para cuando llegó la hora del espectáculo, Rogers tocaba como de costumbre pero sentía cómo sus manos estaban cada vez más entumecidas y su visión algo borrosa. Pero lo que verdaderamente le llamó la atención es que nadie en el público percibía nada anormal en él. Todo el mundo parecía feliz disfrutando del espectáculo, mientras él se sentía cada vez más desconectado del concierto.

En buena medida, este el gemern de todo el disco 'The Wall'. Un trabajo en cuya composición Roger Waters volcó gran parte de sus propias vivencias en la infancia y que refleja "Pink", el protagonista del disco: una estrella del rock que se aisla paulatinamente del exterior.

Te espero de 14:30 a 17:00h, con esta y otras historias. ¡Abrazo!







RockFM