"Si me consigues a la banda más grande del momento, hago el videoclip" (Arnold Schwarzenegger)

Recordamos cómo surgió la aparición de Guns and Roses en Terminator 2
GNR TERMINATOR 2
RockFM

Locutor RockFM

Tiempo de lectura: 2’

"La vida de tres mil millones de personas llegó a su final el 29 de agosto de 1997. Los que sobrevivieron al fuego nuclear, llamaron a aquella guerra "El Día del Juicio Final" (Sarah Connor). Algo tan dramático ha de ser evitado a toda costa; y bajo esa premisa se desarrolla la que fue la película más cara de la historia: Terminator 2.

En julio de 1991, el mundo aún estaba por conocer la revolución que supondría el disco 'Nevermind' de Nirvana (que saldría publicado en septiembre). Pero antes, vería la luz el ambicioso proyecto que tenía en mente desde hace tiempo el director James Cameron. En 1984 se estrenó 'The Terminator', pero la secuela quedaría en el cajón hasta que la industria del cine contara con unos efectos especiales (y digitales) lo suficientemente avanzados como para plasmar en el celuloide las fantasías de Cameron (algo que volvería a ocurrir con 'Titanic' y 'Avatar'). Y a principios de lo 90, ese momento había llegado.

Desde 'Carolco Pictures' recuerdan el entusiasmo que había en torno al proyecto 'Terminator 2', pero de lo que no eran conscientes era del coste que supondría la producción... Bueno, el único que fue consciente desde el principio (seguro) que fue James Cameron. Al final, el presupuesto de la película superó los 100 millones de dólares (un récord para aquel etonces). Y ya que Cameron no se quedó corto en ningún aspecto de la producción, la música no iba a ser menos.

A prncipios de los 90, Guns and Roses eran la banda más potente del planeta, y tenerles en plantilla era algo a la altura del proyecto. Según cuenta la historia (y seguro que hay más versiones), en aquella época venía muy bien, como operación de marketing, tener un videoclip que se pasara en la MTV durante todo el día. Parece ser que Arnold Schwarzenegger aceptó participar en un videoclip para promocionar la película solo, y solo si, contraban a la banda más famosa del momento: "Si conseguís a Guns and Roses, lo hago".

Para convencer al grupo, el actor austríaco invitó a cenar a GNR y al director James Cameron. No sabemos qué cenaron a quella noche, o de qué charlaron, pero funcionó. De hecho, muy bien; ya que la canción que se eligió fue "You Could Be Mine", compuesta durante los primeros años de la banda. No tenía nada que ver con la temática de la película, pero se empleó para presentar a John Connor y para cerrar la cinta. Y, evidentemente, el vieoclip funcionó igual de bien. No en vano tenía como protagonistas a la banda más famosa del planeta, y al actor de Hollywood más conocido del momento.

Te espero, de 14:30 a 17:00. ¡Abrazo!








RockFM