Guns and Roses: 'La banda más peligrosa del planeta'... Especialmente para sí mismos

Un 29 de noviembre de 1988, publicaron 'G N' R Lies', un disco tan exitoso como controvertido
RockFM

Locutor RockFM

Tiempo de lectura: 2’

Fueron conocidos como 'La banda más peligrosa del planeta', y entre 1988 y 1989 seguramente lo fueron; especialmente, para sí mismos. El grupo debutó en julio de 1987 con el disco 'Appetite for Destruction', pero no fue hasta un año después cuando el disco relamente despuntó y cuando el Guns pasaron de ser los reyes de Sunset Strip a conquistar el mundo. Entre medias, las drogas (la heroína en particular) comenzaron a desmembrar al grupo.

A medida que la fama de Guns and Roses se disparaba progresivamente gracias al 'Appetite for Destruction', también lo hacía por la presión de publicar material nuevo a la altura de su debut. Sin embargo, esa misma fama y la errática actitud del grupo lo hizo difícil. Por un lado, prácticamente todos en la banda estaban enganchados a la heroína; excepto Axel Rose, quien era el sobrio del grupo, pero, a su vez, se volvía cada vez más difícil en el trato (era habitual que llegara tarde a los conciertos, o que directamente no apareciera).

En medio de toda esta vorágine de éxito y autodestrucción, Guns and Roses encontraron el momento de volver a entrar en el estudio de grabación. El resultado fue 'G N' R Lies', un disco que mezclaba tanto los sonidos que influenciaron al grupo como el potencial que Guns and Roses tenían aún por seguir desarrollando. Así, nos encontramos con versiones de canciones como "Mama Kin" (Aerosmith) o "Nice Boys" (Rose Tattoo); u otras como "Patience", que alcanzó el número 2 del Billboard. Así, el disco fue tan exitoso como controvertido: la canción "One in a Million" despertó mucha polémica por sus expresiones homófobas o racistas. Axel Rose describía lo que se encontró al llegar a la ciudad de Los Angeles (vía loudersound): "Me econtré con un buen número de hombres negros vendiendo joyería robada, crack o heroína; o artistas venidos a menos aparcando coches. Usé la palabra "nigger" porque describe a alguien que, básicamente, es un problema. Es una palabra que no hace referencia, particularmente, a hombres negros". Estas declaraciones no fueron suficientes, y Slash tuvo que salir a disculparse públicamente.

Sería el último disco en el que participara el batería Steven Adler de principio a fin, ya que terminarían por despedirle del grupo.







RockFM