De haberse podido llamar Stalingrad a conquistar el mundo: la historia de Rudolf Schenker (Scorpions)

Celebramos el cumpleaños del fundador de Scorpions, recordando algunos detalles de sus comienzos
RUDOLF SCHENKER CUMPLEAÑOS
RockFM

Locutor RockFM

Tiempo de lectura: 2’

En 1965, cuando el guitarrista Rudolf Schenker fundó su banda, nadie pensaba que tuviera algún sentido que un grupo alemán cantara rock and roll en inglés. Paradójicamente, en Estados Unidos pareció de lo más exótico y Scorpions triunfaron. Pero entre medias ocurrió de todo antes de que la banda alemana saboreara el éxito internacional.

Hoy cumple 73 años su fundador, el único miembro presente en todas las formaciones por las que ha atravesado el grupo. Aunque hay que destacar que Klaus Meine, cantante de Scorpions, ha grabado en todos los discos del grupo. En ese sentido, se calcula que han vendido más de 100 millones de discos en todo el mundo, a lo largo de todas estas décadas. Y los que les quedan, ya que a pesar de haber anunciado su retirada en más de una ocasión, Scorpions siguen en activo y sin visos de dejarlo próximamente. Y hablando de discos y cifras de ventas, se estima que el single "Wind of Change", una de las canciones más emblemáticas de la banda, es uno de los más vendidos de la historia.

El grupo podría haberse llamado de forma muy diferente. Parece ser que cuando se encontraban en el estudio de grabación trabajando en su disco debut ('Lonesome Crow', 1972), el productor Conny Plank les sugirió que cambiaran el nombre. La opción que les presentó fue llamarse Stalingrad, lo cual también implicaba presentarse en el escenario con uniformes militares. Klaus Meine recuerda que prefirieron dejarlo como estaba, y la cosa funcionó. Aunque cabe destacar que aquel primer disco pudo haber supuesto también el final de Scoprions, ya que Michael Schenker, hermano de Rudolf decidió dejar la banda en plena gira de presentación. Afortunadamente, se unió el guitarrista Uli Jon Roth para que el grupo pudiera terminar con sus compromisos y pensar más tranquilamente en su próximo paso. Y a pesar de que fue temporal, sí hubo ruptura de la banda. Aunque ya sabemos como termina la historia: Meine volvió al grupo, y se unió Francis Buchholz al bajo. Aún faltaría por llegar Matthias Jabs como guitarrista y Herman Rarebell como batería. Ahí nos encontramos con la formación más clásica y la que más triunfos cosechó en las décadas de los 80 y 90.



















RockFM