Hoy celebramos el cumpleaños de Doro Pesch, 'La Reina del Metal'

Con tres años cantaba los clásicos de Little Richard, y desde hace décadas es un icono del heavy metal
DORO PESCH CUMPLE 57 AÑOS
RockFM

Locutor RockFM

Tiempo de lectura: 2’

Hablar de Doro Pesch es hacer referencia a una de las figuras más queridas y respetadas del heavy metal. Una mujer que nació en Düsseldorf (Alemania) un 3 de junio de 1964; y que ya apuntaba maneras, porque con tan solo tres años cantó su primera canción: "Lucille" de Little Richard. Ese fue el comienzo, después incluso aprendió a tocar el piano y se lanzó por el rock and roll. Sin embargo, Doro ha compartido en alguna entrevista que el heavy metal le tiraba fuerte, incluso cuando aún no era un género completamente definido. Al parecer ensayaba con alguna que otra banda en su ciudad natal, y cuando descubrió el sonido de Motörhead se enamoró. Luego, con la aparición de bandas como Judas Priest o Iron Maiden cualquier duda quedó despejada.

Su historia arrancó, de forma más sólidal, con Warlock; grupo con el que comenzaría a forjarse una historia en la música. Cierto es que por Warlock pasaron mucho músicos hasta el punto que llegó a ser la única presente de la formación original. Eso, y problemas legales con la discográfica, hizo que decidiera emprender carrera en solitario bajo el nombre de Doro.

Aprovechando que hoy cumple 57 años, quería compartir una anécdota que leí recientemente sobre ella (vía metalsucks). Resulta que a Doro le invitaron a una fiesta de la revista 'Kerrang!' para ofrecer un showcase, y de paso quizás salir de ahí con un contrato discográfico. Según cuenta Doro, en un momento dado decidió salir a tomar el aire, vio un pub cerca de donde iba a celebrarse el evento, decidió entrar y se econtró a su ídolo fumando y bebiendo un whisky con cola. Aquel hombre era Lemmy Kilmister (Motörhead). Doro se le acercó y le preguntó: "¿Eres Lemmy, verdad?"; a lo que respondió: "Sí, y tú eres Doro Pesch". Por acortar la historia, en ese momento comenzó una amistad que duraría muchos años (y varias colaboraciones), aunque lo divertido viene ahora. Doro reconoce que estuvo un buen rato charlando y bebiendo con Lemmy, hasta que fue él mismo quien le recordó que tenía un show que dar. Según recuerda Doro, cuando llegó a la fiesta de 'Kerrang!' había olvidado casi todas las letras de las canciones, y todos pensaron que había arruinado su carrera en ese mismo momento. Así que Doro se sentó mientras la banda tocaba, y en un momento dado dijo: "¡He conocido a Lemmy! Es mi héroe y me he tomado unas copas con él". Agentes de discográficas, prensa... Todo el mundo que andaba en aquella fiesta, empezó a reirse de la situación y le "perdonó" a Doro ese desliz. Tanto es así, que salió de allí con un contrato bajo el brazo.

¡Feliz cumpleaños, Doro!







RockFM