James Hetfield y Lars Ulrich, la relación más duradera dentro de Metallica (matrimonios incluidos)

Se cumplen 40 años de la publicación del anuncio que unió a los dos músicos, y que daría lugar a la banda de San Francisco
METALLICA KIDS
RockFM

Locutor RockFM

Tiempo de lectura: 2’

Fue un 28 de octubre de 1981, cuando se formó oficialmente la banda Metallica. Lo hiceron dos adolescentes que se concieron a través de un anuncio en el periódico The Recycler, que se publicaba en la ciudad de Los Angeles. Según cuenta la historia, un joven Lars Ulrich, de 15 años, publicó un anuncio que decía lo siguiente: "Batería busca a otros músicos del metal para tocar canciones de Tygers of Pan Tang, Iron Maiden y Diamond Head". Algún tiempo después, ese mismo anuncio llamó la atención de un joven guitarrista llamado Hugh Tanner, quien tocaba con James Hetfield y Ron McGovney en la banda Leather Charm.

Al parecer fue Tanner quien sugirió al resto de sus compañeros quedar con el batería del anuncio; y parecer ser que el primer encuentro entre Hetfield y Ulrich no fue gran cosa. Pasarían unos meses hasta que Ulrich volviera a quedar con Hetfield (sin el resto de músicos) y, ahora sí, dar pie a la formación de una de las bandas más poderosas de la historia del rock. Aunque cabe resaltar que al comienzo, el bajista Ron McGovney formó parte de Metallica, hasta que fue reemplazado poco después por Cliff Burton.

Decíamos que la primera impresión que tuvo Lars de Hetfield no fue muy alentadora. Decía del guitarrista que era un chico muy tímido y callado, que prácticamente no te miraba a los ojos pero que, sin emabrgo, sintió que entre ellos había algún tipo de conexión que no estaba teniendo con el resto de músicos con los que apareció. De hecho, fue eso lo que motivó a Ulrich a volver a contactar con James unos meses después. Un tiempo, por cierto, que Lars aprovechó para viajar a Inglaterra (y otras partes de Europa), para conocer más de cerca la escena de NWOBHM (Nueva Ola del Heavy Metal Británico), especialmente a Motörhead, banda de la que Ulrich siempre se ha declarado el fan número 1.

Esa química entre ambos dura hasta el día de hoy. De hecho, llevan más tiempos juntos que con sus parejas (de hecho, es la relación más duradera que ha habido en Metallica). Cierto es que han pasado por momentos muy duros dentro de la banda, pero al final siempre han estado el uno para el otro.











RockFM