Recordamos el disco 'Raw Power' de Iggy Pop and The Stooges, la antesala del punk

Aprovecharon a que la discográfica se centró en promocionar a David Bowie en USA, para trabajar en canciones que no iban a pasar el corte
RockFM

Locutor RockFM

Tiempo de lectura: 2’

A pesar de haber publicado dos discos de estudio, The Stooges no terminaron de despegar. Ante esta situación la banda terminó por disolverse; sin embargo, Iggy Pop tenía la intención de seguir adelante, de modo que se mudó a Londres con James Williamson (guitarrista) para trabajar en un nuevo disco.

La compañía CBS firmó un contrato con ambos (Ahora Iggy Pop and The Stooges), pero se mostraba muy crítica con las propuestas de canciones que les presentaban. Sin embargo, la cosa cambió cuando la compañía centró más esfuerzos en la carrera de otro de sus artistas: David Bowie, quien estaba de promoción por Estados Unidos. En ese momento Iggy y Williamson se sintieron más libres de poder componer y grabar canciones, ya lejos de la "censura" de la discrográfica.

Lo curioso es que David Bowie volvió a cruzarse en su camino, siendo asignado como productor del disco en el que estaban trabajando. Y no solo eso, sino que su amistad con Iggy Pop le llevó a traérselo a trabajar a Londres y superar su adicción a la heroína. De hecho, fue Bowie quien le consiguió el contrato con la discográfica, pensando en que sería un disco en solitario, aunque terminara convirtiéndose en el tercer de The Stooges.

Uno de los cambios más importantes dentro de la banda fue que Williamson pasara a ocupar el rol de guitarrista principal, mientras que Ron Ashton (anterior guitarrista) se hiciera cargo del bajo. Con este cambio, la banda adoptó un sonido más crudo y alejado del toque blusero que le daba Ashton. Como resultado de todo el proceso, 'Raw Power' incluyó canciones como "Search and Destroy" que son consideradas como himnos publicados en la antesala del punk, y que sirvieron de inspiración a bandas como Sex Pistols; o que se convirtiera en el disco favorito de otros iconos como Kurt Cobain, que aún estarían por llegar.

Y aunque la banda no quedó muy satisfecha con la mezcla que desarrolló Bowie (y uno de los motivos por los que la discográfica lo incluyó en el proyecto), con el paso del tiempo Iggy Pop and The Stooges han reconocido que siegue siendo la mejor (incluyendo la que hizo Iggy Pop al principio, o las que se han hecho como remezclas con el paso de los años). Finalmente, el disco salió publicado el 7 de febrero de 1973; y Bowie y Pop continuaron, no solo siendo grandes amigos, sino trabajando juntos en los años siguientes (especialmente con Iggy Pop ya en solitario).




RockFM