Recordamos a James Brown, el autoproclamado 'Artista más currante del show business'

La vida de Brown giró en torno a todo tipo de situaciones: desde nacer en la pobreza, convertirse en un idolo, pasar por la cárel y forjar una leyenda
Recordamos a James Brown, el autoproclamado 'artista más currante del show business'
Thessaloniki,,Greece,-,July,24:,The,Godfather,Of,Soul,Music
RockFM

Locutor RockFM

Tiempo de lectura: 3’

Aprovechando que James Brown nació un 3 de mayo de 1933, vamos a recordar algunos de los momentos más célebres/pintorescos de un artistas que decía de sí mismo que no había nadie que trabajara tan duro como él en el mundo del espectáculo. Y para empezar, podemos recordar que las condiciones en las que se crió James Joseph Brown no parecían las más propicias para prosperar: nació en Carolina del Sur, pero con ocho años se mudó con una de sus tías, que resultó ser la regente de un burdel en Augusta (Georgia). Fue ahí donde comenzó a forjar su carácter de showman, perfeccionando su forma de bailar mientras entretenía a los clientes que acudían al establecimiento.

Ya con quince años Brown fue arrestado bajo los cargo de robo, lo que supuso que acabara internado en un centro con una condena de 16 años. Fue allí donde comenzó a cantar en el grupo de Gospel del centro, y donde conoció a un joven que le cambiaría la vida para siempre. Al parecer, Bobby Byrd actuó en aquel centro con el grupo de Gospel de su familia e hizo buenas migas con Brown. Tal fue el vínculo que crearon que Byrd convenció a su familia para que James Brown se fuera a vivir con ellos, haciéndose cargo del muchacho. En el centro accedieron a la solicitud y Brown pasó a vivir bajo la tutela de la familia Byrd. Y no solo eso, sino que Brown comenzaría su carrera en la música como batería de la banda de Byrd, The Flames, termiando por convertirse en el cantante principal.

Entre Bobby Byrd y James Brown formaron una asociación muy fructífera. De hecho, Byrd solía compartir que fue el responsable de dirigir la carrera de Brown y componer buena parte de sus grandes canciones. Sea como fuere, Brown terminó por crear una carrera muy potente en la música, convirtiéndose en uno de los grandes idolos de la música de los 60 y 70 en Estados Unidos. De hecho, se le atribuye en el desarrollo de la música funk, y se le considera como uno de los artistas más imitados de la historia.

Y si decimos que James Brown hizo historia, no es solo por su contribución en la música sino, también, en lo social. En ese sentido, por ejemplo, recordamos que un día después del asesinato del Dr. Martin Luther King (5 de abril de 1968), Brown actúo en Boston. Aquel concierto fue televisado en medio de un ambiente realmente tenso entre la comunidad afroamericana. Hasta de aquello, Brown ya había demostrado ser un hombre comprometido en la lucha por los derechos civiles. Pero aquel día fue capaz de apaciguar a un público profundamente herido por el asesinato de un referente sin igual como el Dr. King. Consiguió impedir una revuelta en la ciudad gracias a sus palabras y a su música.

Pero también es cierto que no todo en su vida brilló con el mismo esplendor. A nivel más personal Brown podía ser un hombre realmente duro: no solo era tremendamente exigente con sus músicos (son famosas las multas que les ponía por fallar una nota), sin también violento. En este aspecto, cabe recordar las veces que Brown ha sido demandado por maltrato a sus parejas (e intento de asesinato), condenado por ello y por posesión de estupefacientes y una pistola. En otra ocasión, fue arrestado después de haber entrado en una de sus oficinas con una escopeta porque, al parecer, alguien había usado su baño personal sin permiso. Cuando llegó la policía, Brown escapó con su camioneta, perseguido por la policía a lo largo de dos Estados. Finalmente, fue detenido después de que la policía abriera fuego y le disparan a las ruedas (su camioneta acabó con 28 disparos).






RockFM