Sex Pistols: Un solo disco con el que comenzar (y acabar) una carrera... Y pasar a la historia

Llegaron con un single que haría temblar los cimientos de la sociedad británica. Con el disco, sacuidirían con una bofetada musical al mundo entero
PISTOLS
RockFM

Locutor RockFM

Tiempo de lectura: 2’

No tengo en mente a ninguna banda que habiendo publicado un solo disco de estudio hayan pasado a la historia del rock y forjado una leyenda: 'Never Mind The Bollcock's, Here's the Sex Pistols' (1977).

Unos pocos después de que Ramones publicaran su debut, Sex Pistols lanzaron el single "Anarchy in the Uk": ambas bandas son consideradas punk, pero tiene diferencias notables. En el caso de Ramones, las letras solían basarse en la nostalgia, sobre todo musical, de Joey Ramone; mientras que Sex Pistols venían como una locomotora dispuestos a derribar el sistema (o por lo menos a plantear esa posibilidad). Esto contado, así, de forma rápida.

Pero no sería hasta finales de 1977 cuando Sex Pistols publicaron su primer (y único ) disco de estudio. Entre el single y el disco hubo una pequeña gira y la rescisión del contrato con EMI, quienes se arrepintieron de fichar a la banda. Y es que el conflicto fue una constante que acompañó a Sex Pistols durante su breve carrera. Algo que, posiblemente, tocaba en aquel contexto social y cultural. Pero el final con el sello EMI vino a raíz de una entrevista en el programa de televisón 'Today', que tampoco es que arrancara con mucho interés por parte del entevistador, que esperaba a Freddie Mercury, pero falló en último momento. Esa entrevista acabó en el momento en el que el guitarrista Steve Jones dijo la palabra 'Fuck' en dos ocasiones, algo prohibidísmo en la época. Eso les llevó a todas las portadas del día siguiente. Algo que no gustó nada a EMI. Sin embargo, Sex Pistols se posicionaron como referentes de una juventud harta del hastío y la sobriedad de una sociedad que ya no les satisfacía.

En medio de toda la polémica llegó el sello Virgin para fichar a la banda. Tal fue el éxito de los singles que se iban publicando del disco, que en cuanto salió publicado alcanzó el primer puesto de las listas del Reino Unido. Pero el éxito fue realmente fugaz: en enero de 1978, unos meses después de la publicación del disco, Sex Pistols se embarcaron en una gira por Estados Unidos. Sin emabrgo, las drogas, problemas de entrada en el país y el mal rollo entre la banda resultaron ser un cocktail mortal para el grupo. Tanto es así que en un concierto en Nueva York el cantante, Johnny Rotten, salió al escenario diciendo: "Esta noche estoy perezoso y solo voy a daros una canción, y solo una" Cuando terminó la verisón de Stoogers "No Fun", terminó diciendo: "¿Alguna vez os habéis sentido estafados? Buenas noches". Y se marchó del escenario. De ahí, cada uno por su cuenta, y fin de la banda.









RockFM