"The Number of the Beast", el disco con el que Iron Maiden conquistaron el mundo

En 2012 fue nombrado el mejor disco británico de los últimos 60 años, y en este 2022 ha cumplido cuatro décadas desde que se publicara en 1982
"The Number of the Beast", el disco con el que Iron Maiden conquistaron el mundo
Viersen,,Germany,-,May,9.,2020:,Close,Up,Of,Isolated
RockFM

Locutor RockFM

Tiempo de lectura: 2’

Iron Maiden llevaban dos discos publicados ('Iron Maiden' y 'Killers'), cuando Steve Harris emepzó a sentir la inquietud de ampliar el potencial musical de la banda. Buscaba canciones más complejas y con mayores desarrollos; y no solo con respecto a los instrumentos, sino también con respecto a la voz. Y para ese nuevo viaje era necesario cambiar de cantante: Paul Di'Anno no parecía tener las cualidades vocales necesarias; además de tener una personalidad algo errática, lo cual le llevó a la banda a cancelar algunos conciertos.Esto era del todo inoportuno teniendo en cuenta que Iron Maiden estaban empezando a despuntar. Es en este momento cuando entra en juego un nuevo miembro, el cantanta Bruce Dickinson; en el que Steve Harris reconoció la actitud y la voz que andaba buscando.

Bruce Dickinson venía de ser el cantante de Samson, una banda de heavy metal con cierto reconocimiento en el Reino Unido. De modo que trabajar en un estudio profesional no le era ajeno y, además, seguro que le hacía mucha ilusión trabajar con Martin Birch, el ingeniero de sonido que colaboró en muchos discos de Deep Purple (la banda favorita de Bruce). Pero eso solo sería de entrada, porque Birch le apretó tanto las tuercas a Dickinson en el estudio, que algún que otro mueble terminó volando por la sala. Sin embargo, Dickinson ha compartido que le encanta trabajar con Birch porque siempre sale algo realmente bueno de ello.

Aunque con Dickinson al frente no solo ganaron en chorro de voz, sino también en puesta en escena. Ya que, mientras Di'Anno era más rudo en el escenario, Dickinson aportaba una teatralidad que empastaba muy bien con la épica que buscaba Harris en sus nuevos Maiden. Y ya con 'The Number of The Beast' en las tiendas, el grupo triunfó en Reino Unido pero, sobre todo, abrió sus puertas al público en Estados Unidos. Es cierto que Iron Maiden ya habían pisado suelo norteamericano, pero aún eran un fenómeno más underground. Pero con este nuevo trabajo hubo muchas mandíbulas que cayeron al suelo por lo impresionante del trabajo. Otros, sin embargo, quedaron estupefactos por el nombre del propio disco, lanzándose a organizar encuentros en los que se quemaban discos de la banda. En esete sentido, Harris recuerda que le dio mucha pena que hubiera ciertos grupos de personas que pensaran que Maiden era algún tipo de banda satánica y ofensiva. Nada más lejos de la realidad.

Más allá de esos momentos tan tristes, el disco funcionó muy bien y la banda comenzó a escalar a la cima del mundo. Y hoy recordamos que un 26 de abril de 1982, Iron Maiden publicaron el single "The Number of The Beast".







RockFM