'The Velvet Underground & Nico': Hoy es un disco de culto, pero en su día vendió 30 mil copias en cinco años

El contenido de las canciones que escribió Lou Reed para el debut de la banda hizo muy difícil que las radios lo pusieran en sus programas
THE VELVET UNDERGROUND AND NICO
Milan,,Italy,-,September,,13:,The,Famous,Banana,Designed,By
RockFM

Locutor RockFM

Tiempo de lectura: 2’

Un 9 de marzo de 1967 salió publicado el primer disco de The Velvet Underground and Nico. Una propuesta claramente opuesta a lo que estaba ocurriendo en la costa oeste, donde el movimiento hippie estaba triunfando. Y es que en la costa este, ocurría todo lo contrario: en lugar del 'Verano del Amor' de San Francisco, la ciudad de Nueva York se "inclinó" más por la heroína y la decadenacia. Algo que se representó muy bien con el debut de The Velvet Underground, y canciones como "Heroin".

El trabajo que hicieron, especialmente, Lou Reed y John Cale suele quedar eclipsado por la figura de Andy Warhol, uno de los padres de lo que sería el pop art. El artista aparece en los créditos del disco como productor, aunque parecer ser que su colaboración más notable en el álbum fue el diseño de la portada. De hecho, John Cale ha comentado en alguna ocasión que Warhol no tuvo nada que ver en la producción del disco (vía classicalubmsundays): "El (por Andy Warhol) lo hizo posible (...) porque fue el paraguas que absorbía todos los posibles ataques que nosotros aún no estamos preparados para responder (...) Por supuesto, no tenía ni idea de producción, pero es que tampoco le hacía falta".

Sin embargo, sí aprece que Warhol (más allá del diseño de la portada) sí contribuyó en un par de situaciones más. Por un lado al sugerir la participación de la modelo, actriz y cantante alemana Nico en el proyecto. Antes de ello, Nico estaba participando activamente en el cine experimental de Warhol. Por otro, Andy Warhol ayudó a financiar la producción del disco, que se calcula que costó en torno a los 3.000 dólares (aunque no se sabe la cifra exacta).

El disco no fue fácil de colocar en una gran discográfica por el contenido de las letras que había compuesto Lour Reed. Una imagen que nos puede ayudar para ello, es que los rincones de Nueva York que retrata Reed en sus canciones no son los que aparecen en las postales: prostitución, droga y sexo para todos los gustos. Sin embargo, finalmente se hizo con él la compañía Verve, una discográfica propiedad de Universal Music Group. Aún así, el propio contenido de las canciones hizo igual de difícil que las emisoras de radio lo pincahran o que fuera anunciado en revistas. Al respecto, Lou Reed (vía Wallstreet Journal) llegó a decir que se vendieron 30 mil copias del disco a lo largo de los primeros cinco años de su publicación. Y como suele ocurrir en situaciones como esta, hoy día está considerado un disco de culto.




RockFM