Si tus padres hipotecan su granja para comprarte un piano, deben confiar mucho en ti

Celebramos los 85 años que cumple Jerry Lee Lewis "The Killer", recordando sus comienzos y alguna de sus historias más salvajes
Jerry Lee Lewis 85
RockFM

Locutor RockFM

Tiempo de lectura: 2’

Jerry Lee Lewis nació un 29 de septiembre de 1935 en Ferriday (Louisiana). De familia humilde, sus padres debieron ver en él un gran talento, porque decidieron hipotecar su granja para poder comprarle un piano; instrumento, por cierto, que aprendió a tocar de forma autodidacta.

Ya de jovencito, Jerry Lee se colaba en Haney's Big House, un bar en el que se juntaban los jornaleros negros de su pueblo para escuchar blues. Aquello dejaba fascinado a Lewis, y que repercutiría enormenmente en su estilo y gusto por la música. Y así, poco a poco, fue desarrollando una forma más osada y canalla de tocar. Hasta el punto de que fue expulsado de la escuela cristiana en la que estudiaba, cuando interpretó el himno "My God is Real" al estilo boogie-woogie (un tipo de blues tocado al piano de forma rápida).

Los años fueron pasando y el talento de Jerry Lee Lewis era cada vez más palpable para su familia; quienes, una vez más, decidieron apoyarle. En esta ocasión viajando hasta Memphis para que su hijo pudiera conocer a Sam Phillips, director de Sun Records. Según parece, el viaje lo costearon vendiendo huevos por el camino, y cuando llegaron a su destino Sam Phillips le dio una oportunidad a Lewis. No triunfó a la primera, pero con el single "Whole Lotta Shakin' Going Oon", la cosa cambió.

Hoy cumple 86 años un artista pionero del rock and roll roll, al que apodan "The Killer". El mote le viene desde su juventud, y parece que por nada en particular; pero sí es cierto que a lo largo de las décadas Lewis se ha forjado una leyenda de "salvaje del rock and roll". En este punto podríamos recordar, por ejemplo, la noche en la que se encontraba de fiesta en Memphis y decidió ir a visitar a su amigo Elvis a su casa, en Graceland. Según se cuenta, Lewis iba tan borracho que estrelló su coche contra la entrada de la casa; y no contento con eso, se paseó por el jardín con un revolver mientras llamaba a voces a su amigo. Elvis estaba viendo toda la escena por las cámaras de seguridad, e indicó a su equipo de seguridad que llamaran a la policía. Como resultado, Jerry Lee Lewis acabó en el calabozo.

La anterior no es la única anécdota que Lewis tiene con un revólver. De hecho, se conocen varias. Como aquella en la que estando de fiesta en su camerino, Jerry Lee intentaba darle a una lata de referescos: disparó, acertó, la bala salió rebotada y le alcanzó a su bajista en el pecho. Salió malherido, pero sobrevivió. En otra ocasión, vació el cargador de un arma automática en su propia oficina (estando solo).

Venga, y por contar alguna historia más de Jerry Lee Lewis (pero sin armas), podríamos recordar el día que conoció a John Lennon. Al parecer el beatle era un gran admirador de Lewis, y cuando se concocieron, Lennon se tiró a sus pies y le besó los zapatos. "The Killer" recuerda aquel momento como embarazoso... Y, encima, no le gustaban particularmente The Beatles.

Jerry Lee Lewis entró a formar parte del Rock and Roll Hall of Fame en la primera ceremonia (1983), junto a Elvis Presley, Chuck Berry, Little Richard o James Brown entre otros. Hoy, es el último miembro de aquella promoción.




RockFM