Cinco portadas históricas del rock

Recordamos algunas de las portadas más icónicas que ha dado la cultura del rock
Cinco portadas históricas del rock
RockFM

Locutor RockFM

Tiempo de lectura: 4’

Hablar de las mejores portadas que ha dado la industria discográfica en el género rock, es algo tan subjetivo, como absurdo. Hay decenas de ilustraciones, fotografías o collages que, sin duda, son auténticas obras de arte. No podemos aclamar unas, sin ofender a otras. Es por ello que, más que elegir las cinco mejores portadas del rock, recordaremos cinco portadas icónicas que, a su vez, tienen un significado e historia detrás de ella. No obstante, te invito a que compartas tus trabajos preferidos en nuestras redes sociales.


The Beatles - 'Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band'

Realmente, podría hacer este artículo únicamente con portadas de los cuatro favoritos de Liverpool. Pero si me tengo que quedar con una, entre todas, esa sería la de su octavo disco de estudio. Una obra tan genial en lo musical, como llamativa e icónica en lo visual. Cumbre del rock progresivo en el que se fijaron decenas de bandas en las décadas posteriores y primer paso de lo que hoy conocemos como álbum conceptual. Su portada, obra de Peter Blake, representa el entierro de The Beatles, que a su vez aparecen dos veces en la misma. Como figuras plañideras de cera en su época de traje y flequillo. Y por otro lado, y más visible, como integrantes de la banda de los corazones solitarios del Sargento Pimienta. Y junto a ellos, una serie de figuras icónicas, elegidas por el artista y The Beatles (menos Ringo), entre las que se encontraban Charles Chaplin, Marilyn Monroe, Bob Dylan, Edgar Allan Poe, Marlon Brando, Oscar Wilde, Karl Marx o Albert Einstein, entre otros, además de una muñeca que viste un jersey con la frase: "Welcome To The Rolling Stones". Además, fue el primer disco de la historia en incluir impresas las letras de las canciones.


The Velvet Underground - 'The Velvet Underground & Nico'

Dicen que el arte más efectivo, pero más complicado, es el más simple. Y probablemente, no hay mejor acción de mercadotecnia que asociar tu trabajo al de un artista renombrado. O al menos, eso pensaron los responsables del sello que edito el disco debut de The Velvet Underground. La banda que en su momento no consiguió vender más de cinco mil copias de aquel trabajo debut, pero que, según cuenta la leyenda, inspiró a miles de músicos en todo el mundo. Siempre se ha dicho que, todo aquel que compró el disco, formó una banda. Sea como fuere, aquella obra de los cuatro protegidos de Andy Warhol junto a la modelo alemana Nico, es una de las mejores obras que ha dado el rock alternativo. Como curiosidad, en los créditos aparece como productor Andy Warhol que, a parte de pagar la grabación del mismo, poco o nada tuvo que ver con el asesoramiento artístico o grabaciones del disco. Aquella labor fue realmente obra de Norman Dolph y John Licata, quienes se encargaron de las sesiones de grabación y arreglos en los Specter Studios. Aunque el propio Dolph, ha comentado en más de una ocasión que el verdadero productor creativo fue John Cale. Sea como fuere, aquella banana sobre el fondo blanco con la frase "Pelarlo lentamente y ver" escondía en sus primeras copias una banana de color carne, junto a la firma de Warhol.


Pink Floyd - 'The Dark Side Of The Moon'

Las obras del colectivo artístico Hipgnosis, ha dejado auténticas joyas en la historia de la industria musical. Fundados en 1968 en Inglaterra, fueron contratados por primera vez por Pink Floyd para la portada de su debut discográfico. De ahí, el arte de Storm Thorgerson y Aubrey Powell fue conquistando las carátulas de Led Zeppelin, Black Sabbath o Genesis. Pero una de sus obras más representativas, al igual que otras de las portadas de Pink Floyd, fue el realizado para el octavo de estudio de los británicos. 'The Dark Side Of The Moon', además de ser una de las grandes obras del rock progresivo, con más de cincuenta millones de copias. La avaricia, las enfermedades mentales o la muerte, son algunos de los conceptos básicos del álbum, cuya portada llegó a tener siete diseños. Pero la banda acabó decidiéndose por el prisma que representaba tres elementos: la iluminación de los conciertos de Pink Floyd, la locura en las letras del disco y el deseo de Richard Wright, teclista de Pink Floyd, de crear una portada sencilla y pulcra.



David Bowie - 'Aladdin Sane'

La relación entre David Bowie y el arte, va más allá de lo estrictamente musical. Genio y figura que, además de destilar todo lo necesario para ser único e irrepetible, supo rodearse de los mejores profesionales posibles, para llevar su idea a buen puerto. Y en el caso de la icónica portada que ahora nos ocupa, no fue un caso diferente, porque quiso contratar al fotógrafo Brian Duffy por su trabajo anterior junto a John Lennon, Black Sabbath o Paul McCartney. La idea inicial del rayo estaba inspirada en el logotipo de una arrocera, pero aquel fino trazo que aparecía en el rostro de Bowie, no terminó de contentar a Duffy, que decidió coger una brocha y realizar un dibujo más grande en la cara del cantante. Aunque el rayo final no fue obra de Duffy, sí creó el concepto final del mismo y lo fotografió. Haciendo de algo mundano, una imagen fascinante, que sigue siendo una de las imágenes más simbólicas y poderosas de la historia del rock.


The Clash - 'London Calling'

El tercero de estudio de los británicos puso de reflejo los problemas de la sociedad inglesa en 1979. Paro, drogas y conflictos sociales, se daban la mano al ritmo de punk, rock, ska, rockabilly y reggae, llegando a ser catalogado como el mejor álbum doble desde 'Exile On Main Street' de The Rolling Stones. Y cuya portada es obra del ilustrador Ray Lowry y la fotógrafa Pennie Smith, quien tomó aquella icónica instantánea en la gira por Estados Unidos de la banda. Paul Simonon golpeaba el suelo con su bajo, debido a la rabia de sentir que el respetable del Palladium de Nueva York, no vibraba con ellos como sí lo hacía el público inglés. Aquella mala experiencia de la noche del 21 de septiembre de 1979, sería a la postre, la imagen con la que la banda, gracias al trabajo de Lowry, expresaría el fin del rock. Aquella portada de The Clash sería pura provocación, renegando del purismo del rock and roll clásico, rotulando de forma casi idéntica que el primer álbum de Elvis, además de usar los mismos colores en las letras, pero no como homenaje. De hecho, la canción "1977", cara b del sencillo "White Riot", rezaba: "No Elvis, Beatles or The Rolling Stones".

Estos son algunos ejemplos, pero seguro que también incluirías la fotografía de Robert Mapplethorpe para la portada de 'Horses' de Patti Smith, así como 'In The Court Of The Crimson King' de King Crimson o 'Nevermind' de Nirvana. Decenas, cientos de obras que seguro que han marcado tu gusto por el diseño y cultura del rock, así que de nuevo, te invito a que las compartas en nuestras redes sociales o comentarios de este artículo. ¡Feliz día!


RockFM