Las 10 bandas que se pegaron en el escenario o fuera de él, esta semana en El Decálogo de Mariskal

Te contaremos qué grupos de rock han usado las manos para algo más que para tocar

video

Las 10 bandas que se pegaron en el escenario o fuera de él, esta semana en El Decálogo de Mariskal

Pulsa para reproducir el video

Tiempo de lectura: 2’

La convivencia dentro de una banda muchas veces puede resultar bastante complicada: discusiones, lucha de egos, roces, peleas... Todo eso forma parte de la historia del rock. Pero hay situaciones en las que se va un paso más allá. Miembros del grupo que se zurran en plena actuación, guitarras que vuelan, amenazas con un cuchillo. De todo eso hablaremos esta semana en El Decálogo de Mariskal en el que sacaremos a la luz la cara menos amable del mundo del rock.

Discusiones que comenzaron por cosas que parecían no tener importancia pero tuvieron graves consecuencias como cuando James Hettfield y Dave Mustaine se pegaron porque el primero intentado apartar al perro de Mustaine, que se había apoyado en el coche de otro miembro de la banda, le dio una patada. Aquello desembocó en una bronca monumental y Dave Mustaine terminó siendo despedido de Metallica.

Dando un paso más, repasaremos las historias de bandas que tienen el plus de que, además de pelearse, algunos de los miembros son hermanos. Lo que le da puntos extra a The Kinks, Oasis o Kings Of Leon que estarán presentes esta semana en El Decálogo de Mariskal.

También hablaremos por supuesto de otra categoría como son los grupos que se separaron por culpa de una bronca como The Eagles y Oasis que, por ejemplo, entraría por la puerta grande en esta etiqueta porque, además de tratarse de una banda de hermanos, su pelea supuso la desaparición del grupo.

Tampoco podemos olvidarnos de personalidades absolutamente incendiarias que contribuyeron a que hubiera una tensión constante dentro de las bandas de las que formaron parte. Ellos eran como la cerilla que siempre amenaza con prender el charco de gasolina. Ginger Baker, batería de Cream, es el ejemplo perfecto y, entre muchas otras cosas, llegó a amenzar con un cuchillo en pleno directo a su compañero Jack Bruce por tocar el bajo durante su solo de batería en la canción “Toad”.

No se libró ni el desaparecido Charlie Watts que, tras su fachada de gentleman, también tiene su historia de puñetazos con The Rolling Stones

Todo esto y mucho más el miércoles a partir de las 00:00h Y recuerda que te leemos en #EDDMPeleas


RockFM