Filosofía de Bolsillo – Sin límites en la cama

Sayago nos recomienda qué características buscar en un coche.

audio

Filosofía de Bolsillo – Sin límites en la cama

Pulsa para reproducir el audio

 

Tiempo de lectura: 1’

Ayer Sayago Ayuso me prometió llevarme a jugar al tenis, aunque al final nunca vino a recogerme. Claro que continúo esperándole, porque un filósofo de bolsillo es como un mago: Nunca llega tarde. Ni pronto. Llega exactamente cuando se lo propone. Así que espero que se decida rapidito, que aquí comienza a hacer frío.

Y es que Sayago tiene mucho en común con Gandalf el Blanco: A él también le gusta desaparecer a las primeras de cambio que se avecinen problemas y ya si eso vuelve al final. Pero no todo es malo: es generoso y nos deja dinero con frecuencia. Por eso le llamamos “Sayago el Banco”.

Y como banco aquí nos deja unas cuantas sayagadas. A préstamo, claro:

“Si te quejas de que estás tieso y no tienes pasta mírame a mí, que le debo dos meses al gorrilla”. Por suerte es fácil llevar la cuenta del tiempo que llevo sin pagarle porque el tío me dibuja una rayita en el capó con sus llaves cada día que pasa.

“Si te preguntan qué tal eres con el sexo, di que en la cama no tienes límites. Que ayer te caíste dos veces”. Yo siempre he tenido fama de aguantar muchísimo tiempo en la cama. De hecho el domingo no me levanté hasta las cuatro de la tarde y fue solo para ir a mear.

“Si vas a comprar un coche y el del concesionario te pregunta qué modelo tienes en mente dile la verdad: Judith Mascó”. En ese caso más te vale haber ido a un concesionario de coches usados porque la segunda mano la vas a necesitar tú para conducir.

Cada mañana tendrás la oportunidad de seguir aprendiendo de una de las mentes más preclaras de este país en la Filosofía de Bolsillo, una sección que podrás escuchar a diario en El Pirata Y Su Banda, en exclusiva en RockFM.

RockFM