Los defectos ridículos del Pirata y su Banda

Todos tenemos algo que no nos gusta. ¿Lo mejor? ¡Reírte!

podcast

El Pirata y su Banda_Resumen_09/11/2020

Pulsa para reproducir el podcast

  • Lucía Campo

Tiempo de lectura: 3’

El sentido del humor es algo que en El Pirata y su Banda nunca falta. No solo nos reímos de las cosas que pasan alrededor del mundo, también nos sabemos reír de nosotros mismos, de nuestros defectos y de nuestras virtudes. Porque hay que saber tomarse la vida con humor, dentro de lo que cabe y sobre todo con los tiempos que estamos viviendo hoy en día. Es importante que el humor no desaparezca porque ahora es cuando más necesario es. El saber reírnos de nosotros y con nosotros es lo que, entre otras cosas, cre que nos hace ser un gran equipo, nos metemos los unos con los otros y nos lo pasamos bomba.

Eso es lo que ha pasado esta mañana entre El Pirata y yo, Lucía. Porque claro, esta mañana, Sayago nos ha abandonado. ¡Sí! No sé si lo sabías, pero Sayago, además de trabajar en El Pirata y su Banda es actor. A lo mejor le has visto en alguna película o serie, ¡no es nada difícil! Hoy, justamente, no ha estado en el programa porque está en la grabación de la nueva película del director Fernando León de Aranoa, que ha dirigido pelis como la mítica 'Los lunes al sol' o 'Barrio'. Si quieres echarte unas risas con las diferentes actuaciones de Sayago, tanto en el mundo del cine como de la televisión, no te pierdas este vídeo:

Bueno, que me lío. Te estaba hablando de esos defectillos ridículos que tenemos en la Banda. Porque sí, hemos hablado de eso esta mañana. ¿Quieres saber cuáles son? ¡Pues dale al play! Te vas a reír un rato y vas a ver cómo también El Pirata se ríe de mí, ¡con ganas además! ¡Qué jodío!

Por cierto y hablando del Pirata, qué historias cuenta todas las mañanas. Hoy me ha dejado alucinada con un molino, un tronco, Formentera y Pink Floyd. Sí, estas cuatro cosas están unidas.

La relación de Pink Floyd con Formentera comienza en 1967 cuando Roger Waters y Syd Barret viajan a la isla junto a sus novias del momento. Desde ese primer viaje, no dejaron nunca de visitar la isla. Es más, el guitarrista de Pink Floyd, David Gilmour, aunque no estuviera en ese primer viaje, sí que conoció la isla, de la que se enamoró y a la que le dedicó un disco: 'On an Island', en 2006.

ctv-3od-on-an-island

El caso es que esta mañana El Pirata se ha remontado a 1773 para hablar de Pink Floyd. Sí, ¡anda que no ha pasado tiempo, eh! Resulta que en 1773, Bartomeu Mayans salió a navegar, como lo hacía a menudo. Pero ese día, ese año, Bartomeu se encontró un enorme tronco de olivo en el mar. Fue entonces cuando decidió recogerlo, recuperarlo y hacer algo con él. ¿Qué fue lo que hizo? ¡Un molino! En aquella época, el cereal era la base de la dieta y los molinos, por su función, jugaban un papel determinante para el sustento de la población.

El problema es que, con la llegada de los motores, los molinos se han quedado como recuerdo de lo que fueron. Pero su grandiosidad ha conseguido colarse en muchas portadas de Rock, entre ellas en la portada del álbum 'Music from The Film More' de Pink Floyd.

ctv-eb8-more

Esta portada es una imagen solarizada de una escena de la película, More. Como ves, se puede ver un molino. Es es el Molí d'en Teuet, que está en Sant Ferran, Formentera. De ahí que te hablara al principio de lo unidos que estaban los miembros de Pink Floyd con la isla. Ahora mismo, el molino está en malas condiciones, las aspas casi han desaparecido... Aquí tienes el Molí d'en Teuet hoy en día.

ctv-rcz-mol

RockFM